León, 'Capital gastronómica 2018' tras hacer valer su sólido proyecto

Y León, nueva capital de la gastronomía española.

El jurado, por mayoría, considera la solvencia de la candidatura leonesa por encima del proyecto de Cuenca | «Es una gran oportunidad para toda la provincia», advierten los responsables del proyecto leonés

A. CUBILLAS | R. FARIÑASLeón

León, León y León. Después de no pocos minutos de tensión, de una espera que por momentos parecía agónica, lo cierto es que León se ha convertido por derecho propio en 'Capital gastronómica 2108'.

El atractivo de los productos leoneses, la grandeza de su despensa, la buena promoción, la calidad programática y la certeza de que la mesa y el mantel de León resultan incuestionables han sido determinantes para que León se convierta en nueva sede de este galardón.

Reacciones

La capital toma así el relevo de Huelva y desbanca a Cuenca, su rival en esta pugna por un título de indudable rendimiento económico.

Los beneficios de convertirse en Capital Gastronómica Española durante un año son cuantiosos y cuantificables. Las seis convocatorias de este galardón registradas hasta la fecha arrojan datos muy favorables para todas las ciudades que han conseguido el título.

El veredicto

El jurado -presidido por José Luis Yzuel, presidente de FEHR y por Mariano Palacin, presidente de FEPET- han destacado en su veredicto el “extraordinario nivel de ambas candidaturas con unas propuestas de actividades para 2018 que destacan por su variedad y creatividad, con más de 100 eventos gastronómicos a celebrar a lo largo del año lo que interesará y atraerá a numerosos visitantes".

En este sentido, destacaron que los valores gastronómicos de León y Cuenca se manifiestan en su cocina de perfil propio e identitario, con productos alimentarios propios, únicos por su proximidad, excelencia y calidad, avalados por el reconocimiento del mercado.

En detalle

El jurado insta a la ciudad de León a invitar a Cuenca a compartir alguna actividad o a coorganizar un evento para fortalecer así los lazos de amistad y hermandad que la gastronomía es capaz de tejer

“La atractiva oferta turística de las dos ciudades las convierten en destinos turísticos de interés, líderes en el sector del turismo de interior, de fácil conectividad a través de AVE, con un patrimonio natural y monumental únicos y con un sector de la hostelería que destaca por su profesionalidad, competencia y cordialidad".

Por último, insta a la ciudad de León a invitar a Cuenca a compartir alguna actividad o a coorganizar un evento para fortalecer así los lazos de amistad y hermandad que la gastronomía es capaz de tejer. “Ambas ciudades, Cuenca y León, se merecen este galardón porque atesoran grandes valores culinarios y han presentado candidaturas muy potentes".

Propuestas innovadoras

Entre las propuestas que León plantea, el jurado quiso destacar la intención de establecer una sede permanente de la Capitalidad, en el edificio histórico Casa de las Carnicerías, en el corazón del barrio del Húmedo, donde se desarrollarán la mayoría de actividades del programa de 155 previstas celebrar en los 12 meses del calendario.

Asimismo plantea la iniciativa de batir el Record Guinness del plato de cecina más grande del mundo a cargo de cortadores profesionales; organizar las jornadas de formación ‘Minimal’ para hosteleros sobre gastronomía en miniatura; organizar una jornada con menú gastronómico saludable que se distribuirá en todos los hospitales de la capital leonesa y dedicar cada mes a un producto específico.

Antecedentes

La primera ciudad que logró el título fue Logroño, en 2012. La capital riojana invirtió 325.000 euros y el beneficio revertido alcanzó los 4,5 millones de euros. Además, los medios de comunicación, nacionales e internacionales, realizaron más de 2.000 reseñas y los propios ciudadanos se implicaron de forma intensa levantando nuevos espacios hosteleros.

En 2013 le tocó el turno a Burgos. Según el Colegio de Economistas de la ciudad castellana, se lograron 3,6 millones de forma directa, un incremento del 14% en el número de visitantes e incluso el New York Times se hizo eco de esta efeméride. Para lograr el entorchado, los burgaleses gastaron 450.000 euros.

Una de las mayores inversiones para alcanzar el galardón de Capital Gastronómica la realizó Vitoria en 2014. De los 350.000 euros presupuestados en un principio, se descubrió, tras una auditoría, que esta cifra había alcanzado los 739.000 euros. A pesar de ello, la regresión económica fue de 5 millones de euros y un aumento de turistas del 9% con respecto al año anterior, que la ciudad había sido Capital Verde de Europa.

Hasta Extremadura viajó el título en 2015. Cáceres, con una inversión de 381.000 euros, se convertía en la ciudad referencia de la gastronomía nacional y ello le reportaba un beneficio de 4,5 millones. Además, la capital alcanzó un récord histórico de turismo con 670.000 visitantes y reseñas en medios como New York Times y The Guardian.

Los ingresos

La Capital Gastronómica de 2016 fue Toledo. A pesar de desconocer el dinero que la capital manchega apostó para conseguir este premio, la ciudad pudo disfrutar de un aumento del 9% en el número de turistas –a pesar de que Toledo había celebrado el año anterior la efeméride del ‘Año del Greco’-. La repercusión económica directa, según estudios, alcanzó los 3 millones de euros.

Huelva, con 312.000 euros, es la actual Capital Gastronómica. El Ayuntamiento onubense calcula que este hecho ha generado una audiencia de 27 millones de usuarios gracias a los artículos en diferentes medios. Aún no están cuantificados los beneficios netos pero al alcalde de Huelva apunta a «año récord» en el número de turistas.

La media de cuatro millones de euros de beneficio y un aumento en torno al 10% en el número de visitantes

En resumen, los siete años que se lleva realizando este concurso arroja una importante repercusión e impacto económico para el vencedor. La media de 4 millones de euros de beneficio y un aumento en torno al 10% en el número de visitantes son un indicativo de la relevancia que tiene el galardón.

Fotos