https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

El conductor ebrio que atropelló mortalmente a una pareja de peregrinos recurre el auto que le mantiene en prisión

El detenido, a su salida del Juzgado de Sahagún hace un año. /S. Santos
El detenido, a su salida del Juzgado de Sahagún hace un año. / S. Santos

Se cumple un año del terrible siniestro en el que un varón que quintuplicaba la tasa de alcohol acabó con la vida de una pareja de Villabona (Guipuzcoa) e hirió al hijo de ambos mientras realizaban el Camino de Santiago en bicicleta | El reo ha pedido su libertad, denegada en primer lugar por el Juzgado de Sahagún, por lo que recurrió ante la Audiencia, que tendrá que pronunciarse

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

La vida se apagaba para José Carlos y Nerea hace exactamente un año. Demasiado pronto para morir (el matrimonio era realmente joven, con 44 años él y 42 años ella), la incoherencia decidió que lo que pintaba como un gran plan de inicio de verano se tornara en el trágico final de todo. También para Orats, su hijo, que aunque resultó herido, vio como sus padres decían adiós en cuestión de segundos.

Así te lo contamos hace un año

El matrimonio acababa su Camino de Santiago en Matallana de Valmadrigal en aquella mañana del 28 de julio. Un conductor ebrio que quintuplicaba la tasa de alcohol (1,16 miligramos por litro en aire espirado) les embistió mortalmente con un Audi A6 negro en la N-601.

De origen catalán y residente en Valladolid, la embriaguez del conductor era tal que manifestó al ser detenido que se dirigía a la capital pucelana para incorporarse a su puesto de trabajo en la planta de Renault. Una embriaguez con la que optó por huir antes que por quedarse a socorrer a los que poco antes había atropellado.

Un año después sigue en prisión provisional. Aquella mañana fue interceptado a veinte kilómetros del lugar del accidente por la Guardia Civil, en el término de Mansilla Mayor. Los agentes descubrieron en aquel momento que conducía sin seguro, además de evidenciar un estado etílico preocupante.

La pena

Con él en prisión provisional, fuentes oficiales apuntan a que la instrucción está cerca de concluir para poder celebrar el juicio en el que la pena, como apuntó leonoticias en aquellas fechas, podría alcanzar los cuatro años de prisión por los delitos de homicidio por imprudencia.

Por el delito de omisión del deber de socorro, si se entiende fue por imprudencia se le podría imponer una pena de entre seis y dos años de cárcel, a lo que se le podría sumar la retirada del permiso de conducir, una multa y una indemnización a los familiares de los fallecidos.

El juez de Sahagún consideró que los hechos son indiciariamente constitutivos de dos delitos de homicidio por imprudencia grave en concurso con otro de conducción temeraria y por haberlo cometido bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Asimismo, está investigado por omisión del deber de socorro.

Petición de libertad

Las mismas fuentes consultadas también señalaron que el reo solicitó la libertad mediante un recurso de reforma, aunque el juzgado se la ha denegado. Ante esta respuesta, el investigado ha recurrido esta decisión en apelación a la Audiencia Provincial de León, que aún no ha resuelto.

Toca esperar aún a la celebración de un juicio con el que la localidad vasca de Villabona quiere que se haga justicia, en un proceso en el que también está personado el municipio. El dolor sigue presente en unas calles que nunca entendieron por qué José Carlos Carrasco y Nerea Aguirre se despidieron de Orats cuando todavía era demasiado pronto.