La candidata de IU a las municipales, Carmen Franganillo, se reúne con Awen para recoger sus propuestas

Un instante del encuentro entre la candidata de IU y los representantes del colectivo./
Un instante del encuentro entre la candidata de IU y los representantes del colectivo.

La candidata de IU a las municipales, Carmen Franganillo, se ha citado con Awen para recoger sus propuestas en el programa electoral de la formación

LEONOTICIASLeón

Awen es una asociación LGTBI+, apartidista y sin ánimo de lucro de la provincia de León compuesto por un grupo de personas, de diferentes generaciones, comprometidas con el movimiento de lesbianas, gays, trans bisexuales y +, cuyo objetivo es acabar con la LGTBI-fobia.

En sus cometidos está «fomentar valores como el respeto a la diversidad, a la igualdad real de género y en contra de la violencia y la discriminación de las personas por su género, sexualidad, nacionalidad o discapacidad, así como ofrecer apoyo y asistencia para personas que sufren acoso o bullying y asesorar a personas transgénero y familias homoparentales en cuestiones de adopción y apoyo psicólogico«.

«En IU sabemos que la igualdad real aún está por conquistar. Socialmente se quiere hacer creer que vivimos en un espejismo de igualad dentro del colectivo LGTBI que no es real. Seguimos viviendo en un sistema que discrimina a quien no sigue la norma social predominante, en este caso la heterosexualidad, y castiga a quien pone en jaque al sistema patriarcal que jerarquiza géneros e identidades, relegando a las mujeres y a las LGTBI a un segundo plano en cuanto al reconocimiento de derechos humanos. No podemos vivir en un Estado democrático si no se garantiza la igualdad para toda la ciudadanía«, asegura en un comunicado.

De ahí la propuesta de la creación de un Servicio, público y gratuito, para la promoción, defensa, y atención del colectivo LGTBI, además de la promoción de campañas de información social que denuncien los comportamientos LGTBIfóbicos y promuevan comportamientos y actitudes de respeto e igualdad.

A todo ello plantea la completa supresión, en la documentación oficial, de requisitos, contenidos, menciones y signos discriminatorios hacia cualquier opción afectivo-sexual promovidos desde instancias tanto públicas como privadas, así como cualquier mención del término «grupo de riesgo» en alusión al colectivo de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales.

Se suma a sus planteamientos la inclusión de medidas que garanticen la libre expresión de la sexualidad, para evitar los problemas de inseguridad, baja autoestima, depresión y otros problemas derivados del rechazo en un ambiente familiar y social que rechaza la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad. Con especial atención a los menores transexuales.

Tiempo electoral