Vestas enciende el conflicto: la plantilla corta la N-120 y prende una barricada de neumáticos

Marcha de los trabajdores de Vestas en la N-120.

Los trabajadores se movilizan de forma espontánea y exigen una solución y la implicación de las administraciones para evitar el cierre de la factoría

A.C. | R.F.
A.C. | R.F. Villadangos

Decepción, impotencia, rabia y desesperación. Son los sentimientos que viven los trabajadores de Vestas después de conocer la intención de la multinacional danesa de cesar su producción y cerrar totalmente su planta de Villadangos del Páramo.

Y la respuesta no se ha hecho esperar. La plantilla se ha lanzado a la carretera para protagonizar un corte de carretera de la N-120. Minutos antes protagonizaban una quema de neumáticos en la planta de la factoría.

Una barricada que ha provocado una intensa humareda y que se ha colado entre los mensaje de indignación que los trabajadores tienen colgados en las vallas de acceso como medida de protesta.

Precisamente, la plantilla había sido convocado desde las 19:00 horas a una reunión con los representantes del comité de empresa, después de la dirección de Vestas trasladase su intención de cesar la producción. La fecha inicial que barajan es el 31 de diciembre de este año.

Tras dicha reunión y de forma espontánea, los trabajadores han iniciado una marcha por la N-120 para mostrar su malestar y exigir la implicación inmediata de las administraciones para evitar la deslocalización y el cese de la producción en León y, con ello, el despido de más de 360 personas.

Barricada de neumáticos en la puerta de la planta de Vestas.
Barricada de neumáticos en la puerta de la planta de Vestas. / leonoticias

Uno de los representantes de los trabajadores de la factoría, Pablo Martínez, señaló que Vestas siempre ofrece recolocaciones cuando entra en procesos como este, pero «la experiencia demuestra que nunca lo llegan a cumplir, como sucedió tras el ERTE de 2012, en el que nunca más llamaron ni recolocaron a la gente que marchó de baja voluntaria» , sino se trata de «una estrategia para calmar los ánimos de la plantilla».

Martínez aseguró que las propuestas de recolocación pasarían por el centro logístico que Decathlon abrirá en León «aunque hoy en día tan solo son cuatro vigas» o la propuesta de Miguélez para el mismo polígono en el año 2020.