https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Diputación de León reprueba a Óscar Puente por exigir un mayor centralismo hacia Valladolid

Un instante del pleno celebrado este miércoles en la Diputación Provincial. / S. Santos

PP y UPL sacan adelante la moción mientras el PSOE acusa a los populares de plantearla de modo «electoralista» y asegura que las palabras de Puente se ciñen a su papel como alcalde | UPL respalda la moción pero defiende la libertad del municipalismo

A. CUBILLASLeón

Debate acalorado en el pleno ordinario de la Diputación de León. El motivo, las polémicas declaraciones del alcalde Óscar Puente que solicitaba centralizar los esfuerzos de la Junta en Valladolid.

El PP sacaba adelante una moción para reprobar su posición e instar al alcalde vallisoletano a evitar posiciones que puedan generar posibles enfrentamientos a la par que exigían a Junta y Gobierno a realizar un reparto equitativo y reforzar las inversiones en las provincias más aquejadas.

Pleno ordinario de febrero

El único apoyo, el de la UPL. Las razones, evidentes. «Soy representante de la UPL y como tal voy a votar a favor», señaló Matías Llorente, que si bien defendió la autonomía municipal «por ser algo sagrado» y recordó que si algo hay que reprochar a Puente es su «verborrea».

«Una cosa son las formas en defender lo tuyo desde la avaricia y otra desde el respeto», puntualizó Llorente, que además advirtió que quién más culpa tiene de los desequilibrios territoriales ha sido la Junta de Castilla y León. «Qué casualidad que todas las provincias de la Comunidad estén conectadas a Valladolid por autovía menos León y tengamos que viajar a 90 y encima con cinco radares».

Es más, echó en falta el carácter reivindicativo de las instituciones leonesas. «¿Dónde está la reivindicación del Ayuntamiento de León? ¿Y el de la Diputación que soporta 19 millones de competencias impropias?», remarcó Llorente, que concluyó advirtiendo de la necesidad de que la «y» que une Castilla con León sea reconocido para que la región leonesa sea reconocida como tal.

La Junta, «culpable»

Y en esa línea coincidieron de lleno la totalidad de los grupos de la oposición. José Pellitero, portavoz del PSOE, calificó de «circo» una moción «electoralista» y advirtió que los socialistas en la Diputación no entrarán en el «juego de tronos» en el que el PP está embarcado.

Pellitero reiteró que se tratan de declaraciones «desafortunadas» que, en cualquier caso, Puente realizó en el marco de su ejercicio como alcalde de Valladolid que, en cualquier caso, tuvieron «nula» influencia en un Gobierno que presupuestó 187 millones de euros para León frente a los más de 100 millones para Valladolid.

En contra también votó Pedro Múñoz, portavoz de Coalición por el Bierzo, que advirtió que un alcalde que defiende a su ayuntamiento «tiene razón siempre» a la par que instó a ser más reivindicativos como Óscar Puentes para León. «Eso sería lo más razonable».

«Desafortunadas» fue también el adjetivo que utilizó el diputado no adscrito Juan Carlos Fenrández, que aseguró que «no van más allá e invitó a los diputados a mirarse al ombligo», mostrando su abstención la votación.

Por su parte, Miguel Flecha, diputado por En Común, calificó de «electoralista, populista» una moción que además es «incongruente» con la forma de actuar porque, según remarcó, Puente verbalizó «lo que el PP lleva haciendo durante 30 años». Y como ejemplo, el rechazo al instituto de Villaquilambre y el visto bueno al de Arroyo dela Encomienda.

El último intervenir, el diputado no adscrito Joaquín Llamas que recordó que advirtió que no irá en contra de un alcalde que pide lo mejor para su ayuntamientos, más allá de las formas. «Lo que debemos pedir es que se prioricen las inversiones para León».

«Luego diremos, ay Dios mío»

Una postura reprochada por el equipo de gobierno. En especial por el presidente, Juan Martínez Majo, que recordó que para pedir para uno no hay que menoscabar al vecino y acusó a Puente de impulsar los desequilibrios territorios en Castilla y León.

«No es una moción churrera y no decimos que Valladolid se lleve más o menos sino que no se rivalicen territorios. Cuándo ocurra, diremos ay Dios mío», señaló Majo, que lamentó estar haciendo campaña a Óscar Puente.

Un rifirrafe que se alargó durante más de 40 minutos y que terminó con un duro reproche del presidente al portavoz de Coalición por El Bierzo, al que advirtió «que nadie defiende tanto como él los intereses de León».