Unanimidad en la Diputación para blindar y potenciar la Unidad del Dolor de León

El presidente de la Diputación, a su llegada al salón de plenos. / Campillo

La totalidad de los diputados votan a favor para que la Junte garantice el servicio e incorpore nuevas técnicas que potencien su calidad

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Unanimidad en el pleno de la Diputación de León para blindar y potenciar la Unidad del Dolor en el Hospital de León dando altavoz a las denuncias de los pacientes que se sucedieron meses atrás ante un «desmantelamiento encubierto».

Todas las formaciones políticas han dado luz verde a una moción en la que se insta a la Junta de Castilla y León a mantener la cartera de servicios y a implantar nuevas técnicas que se traduzcan en más calidad y la creación de más empleo.

Matías Llorente, portavoz de la UPL, remarcó que León no puede permitir el «lujo» de que se desmantele la Unidad del Dolor que atiende a una media anual de 2.500 personas, obligándolas a desplazarse a Valladolid.

«Hoy la Diputación de León debe exigir que se mantenga este servicio y se desarrollen nuevas técnicas que permitan aumentar la calidad, no sólo porque supone una redacción de costes sino también por dignidad».

Un razonamiento que también defendió el diputado de En Común, Miguel Flecha, que además abogó por implantar el servicio de tratamiento psicológico a la par que aplaudió que seis meses después el PP llevase al pleno la moción que presentó en verano. «Me alegro que hayan recapacitado».

En este sentido, el portavoz del PP, Francisco Castañón, recordó que la Diputación defenderá los intereses de la provincia de León y que se mantendrá al frente para garantizar que se cumpla el documento marco. Objetivo, advirtió, en el que trabaja la Consejería de Sanidad.

Un punto del día en el que intervino también el presidente Juan Martínez Majo, que advirtió conocer muy de cerca este problema y que advirtió que se mostrará «vigilante» si no se garantiza el mantenimiento de todas las prestaciones de la Unidad del Dolor.