La Guardia Civil detiene a los padres del sospechoso del crimen de Vinaròs

La Guardia Civil detiene a los padres del sospechoso del crimen de Vinaròs

Los agentes investigan su grado de participación en los hechos y si auxiliaron a su hijo

JUAN ANTONIO MARRAHÍ Valencia

La Guardia Civil de Castellón arrestó ayer por la tarde a los padres del joven rumano de 22 años acusado de matar y descuartizar a su novia Nelea, de 26, cuyos restos mortales fueron hallados el domingo enterrados en un descampado de Ulldecona, en Barcelona.

La Benemérita no ha concretado por el momento cuál es el delito que se les imputa, si bien ha indicado que el arresto de los progenitores responde a la necesidad de aclarar «su grado de implicación en los hechos». Esto abre la puerta a varias posibilidades que van desde la inducción, la participación directa como cooperadores o el encubrimiento, si bien la Guardia Civil no concreta a cuál de ellas apunta su sospecha.

Con el arresto de los padres, son cinco los detenidos hasta el momento en relación al crimen: el principal sospechoso y dos conocidos suyos, detenidos el fin de semana y puestos ayer a disposición judicial y ahora los progenitores, arrestados el lunes y todavía en fase de interrogatorios por los miembros del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón.

Los tres primeros sospechosos fueron trasladados el lunes al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vinaròs, con competencias en materia de Violencia sobre la Mujer. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el citado órgano judicial ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para el novio de Nelea, que estaba arrestado desde el viernes. Ha quedado investigado en una causa por un delito de homicidio o asesinato, algo que se concretará a medida que avance la instrucción judicial.

El magistrado decretó la libertad provisional de los otros dos detenidos por estos hechos. Están investigados, inicialmente, por el mismo delito que el anterior, «sin perjuicio de una ulterior calificación jurídica», matizaron desde el TSJCV. Se les ha impuesto la medida cautelar de comparecer en el juzgado una vez al mes.

Más información