El homicida de Vinaròs descuartizó el cadáver de su novia

Imagen del detenido. / Efe

La Guardia Civil logró convencer al joven para que les llevara hasta el lugar donde había enterrado el cuerpo tras analizar su conducta en los interrogatorios | El juez envía en la cárcel a detenido por el asesinato de Nelea S.

JAVIER MARTÍNEZValencia

La Guardia Civil de Castellón ha logrado esclarecer otro crimen machista tras encontrar el cadáver de Nelea S., la joven de 26 años que desapareció en extrañas circunstancias el pasado mes de febrero en Vinaròs, y detener al novio de la víctima como presunto autor del homicidio. El cuerpo de la mujer presenta signos de violencia y estaba descuartizado y enterrado en un descampado de la localidad tarraconense de Ulldecona cerca de la autopista de peaje AP-7.

Aunque todavía falta confirmar plenamente la identidad de la víctima a través del correspondiente cotejo pericial, todo parece indicar que el cadáver corresponde al de la chica de nacionalidad moldava, cuya desaparición fue denunciada por su compañero sentimental el pasado 7 de marzo en el cuartel de la Guardia Civil de Vinaròs, localidad donde residía la pareja.

Ante las extrañas circunstancias que rodeaban la desaparición de Nelea, el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Castellón abrió varias líneas de investigación en el entorno de la víctima y todas ellas evidenciaban que la desaparición no había sido voluntaria. Tras las primeras averiguaciones, los agentes que asumieron el caso comenzaron a sospechar del novio, un joven rumano de 22 años, y lo detuvieron el pasado viernes tras descubrir claros indicios de su implicación en los hechos.

Como consecuencia de las pruebas y evidencias obtenidas durante las investigaciones y los interrogatorios del sospechoso y de dos amigos suyos, que también fueron arrestados, los agentes consiguieron que el joven se derrumbara emocionalmente, confesara el crimen e indicara el lugar exacto donde había enterrado el cadáver. Era la madrugada del domingo. Un equipo de guardias civiles se desplazó con el detenido al paraje de Ulldecona y desenterró con sumo cuidado el cuerpo de la víctima. El juez de guardia de Amposta autorizó el levantamiento del cadáver sobre las seis de la madrugada, aunque los especialistas de la Guardia Civil continuaron la inspección en la fosa por la mañana.

Agentes de la Policía científica investigan en el lugar donde ha sido hallado el cadáver de la joven.
Agentes de la Policía científica investigan en el lugar donde ha sido hallado el cadáver de la joven. / Efe

La desaparición de la joven tuvo lugar el pasado día 17 de febrero en la casa que ambos compartían en Vinaròs, al parecer, después de mantener una fuerte discusión. La Guardia Civil continúa las investigaciones y no descarta nuevas detenciones de personas que podrían haber ayudado al detenido a trasladar el cadáver y enterrarlo. Según informaron fuentes de la Comandancia de Castellón, «no existen antecedentes policiales ni denuncias previas de la víctima sobre violencia de género».

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vinaròs, que ha decretado el secreto de las actuaciones. Los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron dos registros en sendas viviendas en Vinaròs y Ulldecona e inspeccionaron también dos coches. Uno de los domicilios se encuentra en la calle Molí de Vinaròs, donde agentes del laboratorio de criminalística de la Guardia Civil realizaron una minuciosa inspección que duró varias horas.

El novio de Nelea fue detenido en la casa de sus padres en Ulldecona. Según las primeras investigaciones, la pareja mantuvo dos discusiones en la puerta de una discoteca y en su casa en los días previos a la desaparición. La relación sentimental que Nelea mantenía con el joven arrestado era tensa desde hacía varios meses, según una amiga de la víctima.

Análisis de conducta

Tras sospechar desde el principio del novio de la mujer desaparecida, el Grupo de Homicidios recibió el apoyo del Equipo de Análisis de Comportamiento Delictivo (EACD), un grupo formado por especialistas en psicología y criminología que dirigieron algunos de los interrogatorios. Además, agentes del Equipo Central de Inspecciones Oculares del Servicio de Criminalística de Madrid y un guía del Servicio Cinológico, con un perro adiestrado en la búsqueda de cadáveres, también se desplazaron a Vinaròs y Ulldecona para apoyar a los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón.

Este lunes el juez de Instrucción número 4 de Vinaròs, con competencias en materia de Violencia sobre la Mujer, ordenó el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del detenido por la muerte de su pareja sentimental, informaron fuentes judiciales. Por otro lado, el magistrado ha decretado la libertad provisional de los otros dos detenidos por estos hechos, que están investigados inicialmente por el mismo delito que el anterior, a los que les ha impuesto como medida cautelar la obligación de comparecer en el juzgado una vez al mes.

Con el caso de Nelea son ya 16 la mujeres que han muerto a manos de sus parejas o exparejas en lo que llevamos de año en España, y el número de víctimas mortales de violencia de género asciende a 991 desde 2003, primer año que comenzaron a contabilizar los crímenes machistas. El año pasado, siete mujeres fueron asesinadas en el mismo período, entre el 1 de enero y el 7 de abril, por lo que las muertes se han duplicado.

Más información