Junta y Gobierno denunciarán ante la UE a Vestas si no hay gestos de «buena voluntad»

Un instante de la reunión de este miércoles./Leticia Pérez
Un instante de la reunión de este miércoles. / Leticia Pérez

Apelan a la responsabilidad social y al prestigio de la compañía a nivel europeo y esperan recibir una repuesta positiva a la petición de una reunión al más alto nivel

AGENCIASValladolid | León

Responsables de la Junta y del Gobierno confiaron este miércoles en los «gestos de buena voluntad» por parte de los dirigentes de la empresa Vestas que permitan dar marcha atrás al anuncio de cierre de la planta de la localidad leonesa de Villadangos del Páramo. Tras requerir a la compañía una reunión al más alto nivel para abordar su planteamiento de cierre, se espera que se produzca «en los próximos días» una respuesta satisfactoria. De lo contrario, se adoptarán «las medidas oportunas», entre ellas, trasladar la situación al Parlamento Europeo.

Apoyo desde la Diputación de León

Ante esta posibilidad, esta tarde se reunieron en Valladolid la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, y la eurodiputada Iratxe García, para trabajar «todos a una». Iratxe García consideró que la denuncia europea podría tener «un efecto» de cara al «prestigio» que tienen algunas empresas en Europa, algo que «no es compatible» con la toma de decisiones «a espaldas a la defensa de los intereses de los trabajadores».

La eurodiputada socialista lamentó que esta «realidad» ya se haya conocido en ocasiones anteriores en Castilla y León por parte de empresas que adoptan decisiones «sin tener e cuenta la responsabilidad social». En la reunión de este miércoles se recopilará toda la información, incluidos los argumentos de la empresa para proceder al cierre mientras se confía en una respuesta positiva que pase por la paralización del ERE propuesto. De lo contrario no se descarta llevar esta realidad al pleno del Parlamento Europeo, adoptar iniciativas en la Comisión de Peticiones e incluso iniciativas parlamentarias para conocer ante la Comisión Europea si esta decisión vulnera alguna directiva en materia de responsabilidad social con los trabajadores.

Batalla de los eurodiputados

«No se puede permitir que empresas que no están en situación de pérdidas económicas puedan cerrar en distintos territorios sin tener en cuenta el perfil social y la situación de los trabajadores, y las instituciones europeas tienen que conocer esta situación, vamos a darlo a conocer si no hay respuesta satisfactoria al requerimiento de la Junta y del Gobierno», incidió Iratxe García. Para ello, además de la propia Iratxe García, el eurodiputado 'popular' Agustín Díaz de Mera serán los encargados de trasladar este conflicto laboral, que también se dará a conocer al resto de eurodiputados españoles «por si quieren sumarse a esta cuestión».

La delegada del Gobierno, Virginia Barcones, abogó por el trabajo «coordinado» de todas las administraciones para que la noticia de la paralización de la fabricación en Villadangos del Páramo «no llegue a término». A juicio de Barcones, se trata de una cuestión autonómica, pero también del Gobierno de España, quienes trabajarán «de la mano» para trasladar el conflicto a las instituciones europeas y conseguir un buen fin para los trabajadores de la planta leonesa.

En la misma línea se expresó la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, quien consideró que la noticia cayó como «un jarro de agua fría», tras lo que se reclamó una reunión al más alto nivel con los responsables de la compañía noruega para que expliquen los «motivos reales» que han llevado a anunciar este cierre. «Vestas es una empresa europea que presume de muchas cosas, también de la responsabilidad social y de cuidar a sus trabajadores, tiene beneficios y les improta su imagen», incidió Del Olmo.

La consejera estimó que la actuación de Vestas es «reprochable» porque se implantó en Castilla y Léon cuando hubo un negocio importante en el sector ecólico y ahora, que considera que el negocio va a ser menor, decide cerrar la planta, dejando en la calle a más de 500 trabajadores. Por eso confió en los europarlamentarios españoles para que hagan «lo que puedan» para que Europa conozca «los perfiles de una empresa como Vestas».

Diferentes escenarios

La consejera de Hacienda reconoció que tras requerir una reunión al más alto nivel con la empresa, se barajan «todos los escenarios», aunque confió en que pueda producirse porque la petición está respaldada por la propia ministra y por el presidente de la Junta, además de que España es un Estado miembro de la Unión Europea.

Por su parte, la delegada del Gobierno explicó que incluso se ha activado la vía diplomática para que se produzca este encuentro, por lo que entendió que sería «injustificable» que los máximos mandatarios de la empresa no dieran respuesta a este requerimiento para intentar buscar «una solución a este problema».

Fondos europeos

En relación a las ayudas recibidas por parte de Europa, Iratxe García, aclaró que también se pedirá a la Comisión Europea que explique la financiación de fondos europeos recibidos por Vestas y si son «compatibles» con el mantenimiento de la actividad «y pudiera tener algún efecto a tal fin». Según la europarlamentaria, no es posible que Europea esté financiando a empresas «que tienen un compromiso social» y que después de un tiempo «ese compromiso desaparece», denunció.

 

Fotos