El Gobierno se resiste a acoger esta vez a los 141 inmigrantes del 'Aquarius'

Fotografía cedida por la ONG SOS Mediterránée muestra a varios inmigrantes rescatados abordo del barco de rescate Aquarius en el Mediterráneo el 10 de agosto del 2018. / Guglielmo Mangiapane (Efe)

El Ejecutivo responde que España no es el puerto «más cercano» mientras el PP acusa a Sánchez de haber actuado hasta ahora con «demagogia»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El Gobierno no atenderá, al menos por ahora, la segunda llamada del 'Aquarius' en lo que va de verano. El buque, operado por las ONG SOS Mediterranèe y Médicos Sin Fronteras, navega desde el viernes con 141 inmigrantes a bordo en busca de un país de la UE que le permita atracar. En esta ocasión, sin embargo, el Ejecutivo advierte de que España «no es el puerto más cercano» y, por lo tanto, tampoco el «más seguro», si se atiende el criterio del Derecho Internacional, para acoger a las personas rescatadas la semana pasada frente a las costas de Libia.

No se trata de una decisión definitiva, pero fuentes de la Moncloa consideran conveniente, dada la lejanía del barco, situado hoy en el Canal de Sicilia, esperar a que otros gobiernos tomen la iniciativa y presten su auxilio al 'Aquarius'. El 17 de junio fue España el país que abrió el puerto de Valencia para recibir a los 629 inmigrantes que se encontraban en el mismo buque. El Ejecutivo les concedió a todos ellos un permiso de residencia de 45 días por razones humanitarias. Se trataba, argumentaron, de una situación excepcional dado el número de personas a bordo y los días transcurridos en el mar.

Pero, de momento, parece que la situación se repite. Como entonces, Italia ha procedido a cerrar sus instalaciones portuarias e insta a Reino Unido a hacerse cargo. El ministro del Interior, Matteo Salvini, de la Liga Norte, anunció su rechazo a acoger a los 141 inmigrantes a través de Twitter: «El barco 'Aquarius' es de propiedad alemana, de una ONG francesa, con tripulación extranjera, en aguas maltesas y lleva bandera de Gibraltar. ¡Puede ir adonde quiera, no a Italia! 'Stop' a los traficantes de seres humanos y a los cómplices».

Según Médicos sin Fronteras, no fue la única negativa que recibieron hoy. Malta tampoco prestará esta vez ayuda al 'Aquarius'. Mientras tanto, la Comisión Europea asegura estar en contacto con varios Estados miembros que han tocado las puertas de la UE para abordar la situación. «Estamos preparados para aportar nuestro total apoyo diplomático», trasladó la portavoz Tove Ernst, tal y como informó Efe.

Por ahora, el Gobierno de Francia no se ha pronunciado. Sí lo hizo el presidente del puerto de Sète, en el sureste del país. Jean-Claude Gayssot mostró su disposición a recibir el barco. «La única condición es tener el visto bueno de las autoridades francesas», precisó en la emisora 'France Blue Hérault'. Y ese permiso aún no se ha producido.

Del mismo modo, Barcelona abrió este lunes la puerta a prestar sus infraestructuras para el desembarco. La teniente de alcalde, Laia Ortiz, avanzó que la capital catalana «siempre estará comprometida con la vida». Pero el Ejecutivo optó por esperar.

Cambio de criterio

Los 141 inmigrantes que se encuentran en el 'Aquarius' fueron rescatados el viernes en dos operaciones de salvamento. La mayoría proceden de Somalia y Eritrea y, según las ONG, alrededor de 70 de ellos son menores de edad. La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado reclama, por ello, al Gobierno que reconsidere su rechazo a la acogida. Pero hace días que en la Moncloa mantienen la cautela en materia de inmigración.

Cuando el 'Open Arms' llegó a Algeciras la semana pasada, el Ejecutivo ya resolvió no conceder a los 87 inmigrantes de este buque ningún permiso de estancia extraordinario y dispensarles el mismo trato que a aquellos que llegan en pateras.

El PP entiende que se ha producido un cambio de criterio, que Pedro Sánchez actuó en el caso del 'Aquarius' en junio con «demagogia» y que, tras «chocarse con la realidad», ha rectificado hacia políticas más restrictivas. El portavoz adjunto en el Congreso, Rafael Hernando, censuró hoy en Telemadrid la postura inicial del Gobierno, que, a su juicio, ha provocado que «las mafias cambien las rutas de la inmigración».

Este asunto se ha convertido en objeto de oposición para los populares desde la llegada de Pablo Casado a la dirección. El partido ha pedido, de hecho, la comparecencia del presidente del Gobierno y la ministra de Trabajo y Migraciones, Magdalena Valerio, en el Senado y presentará una moción en la Comisión de Entidades Locales para dar apoyo a los ayuntamientos por ser, asegura, «los que están dando la cara y la primera atención a todos estos inmigrantes».

Gibraltar anuncia que retirará su pabellón

AFP.-El gobierno de Gibraltar anunció el lunes que iba a retirar su pabellón al 'Aquarius' después de haberle pedido que suspenda sus actividades de rescate, por las que no está registrado en el territorio británico.

Registrado en 2009 en Gibraltar como buque oceanográfico, el 'Aquarius' operaba desde 2016, después de haber sido fletado por SOS Méditerranée y Médicos Sin Fronteras, «exclusivamente bajo la dirección de las autoridades italianas en las operaciones de rescate», explica el gobierno en un comunicado. Pero «en junio y julio de 2018, la GMA (Administración Marítima de Gibraltar) requirió al 'Aquarius' para que suspendiera sus operaciones como embarcación dedicada al rescate y revirtiera a su estado de registro original como 'buque oceanográfico'», prosigue el texto.

Tras al anuncio de Gibraltar, SOS Méditerranée denunció «una diferencia artificial» que no tiene «ningún fundamento técnico», según un comunicado enviado a la AFP. «El 'Aquarius' siempre ha sido reconocido apto para efectuar operaciones de rescate por la autoridades competentes», afirma la oenegé.

Más información:

Contenido Patrocinado

Fotos