Dolors Monserrat: «Quiero analizar cómo va a trabajar Vox, pero en Andalucía ha venido hacia el PP»

Dolors Monserrat posa. /Virginia Carrasco
Dolors Monserrat posa. / Virginia Carrasco

Sitúa al partido de Abascal dentro del constitucionalismo y censura que el PSOE haya «abandonado» el bloque

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Fue ministra de Sanidad, portavoz del equipo de María Dolores de Cospedal en las primarias del PP y supo elegir en la última fase del proceso de sucesión a Pablo Casado como caballo ganador. Desde julio, Dolors Montserrat (San Sadurní de Noya, 1973) encabeza la estrategia de oposición del partido en el Congreso y aspira a que los suyos retornen a la bancada azul del Gobierno. Para lograrlo no teme un pacto con Vox.

-¿Cree que la convención del PP ha servido para superar las heridas de las primarias o un sector puede sentirse aún desplazado?

No, completamente. Hemos salido con un liderazgo fuerte de Pablo, con el PP unido e ilusionado.

-¿Hay riesgo de que, si el resultado de las elecciones municipales no es el esperado, se cuestione la estrategia de Casado?

En mayo, el PP conseguirá lo mismo que en Andalucía, ser el aglutinador del centro derecha. Un partido capaz de pactar y echar de la Moncloa, de ayuntamientos y de comunidades al 'sanchismo'.

-Cuando dicen que el PP ha vuelto, ¿es porque se fue?

No, en el PP nos sentimos orgullosos y agradecidos de nuestro pasado, nuestra historia y el legado de nuestros presidentes.

-Pero sí se marcan distancias con la gestión de Mariano Rajoy.

Al contrario. Nos sentimos orgullosos de la gestión de Aznar en sus años de gobierno y de la gestión de Rajoy en sus años de gobierno.

-En Cataluña, sin embargo, el PP defiende un 155 permanente y más profundo, distinto al de Rajoy. ¿Se equivocó el expresidente?

No, era la primera vez en la historia que se aplicaba un 155 y teníamos muy claro que se tenía que hacer desde el máximo consenso con el PSOE y Ciudadanos. Hemos aprendido y, ante la virulencia de los independentistas, tenemos claro que tiene que ser un 155 permanente.

-¿En ningún caso pasa la solución para Cataluña por el diálogo con el independentismo?

Jamás. Cataluña tiene tres problemas: los políticos independentistas, que son supremacistas y golpistas; el socialismo, que ha abandonado al constitucionalismo; y que el 21 de diciembre todo el constitucionalismo utilizó a Ciudadanos como voto útil, pero no ha servido para nada.

-¿Cree que fue un error introducir en el debate la violencia «intrafamiliar» cuando lo que estaba sobre la mesa era la de género?

Al contrario, nosotros somos el partido que siempre ha estado al lado de las víctimas de cualquier tipo de violencia. En 2003 iniciamos las primeras reformas en la lucha contra la violencia de género. No aceptamos lecciones de nadie.

-¿Va a proponer el PP la vuelta a la ley del aborto de 1985?

El posicionamiento es claro: esperar a la sentencia del Tribunal Constitucional.

-Es decir, ¿hasta entonces este tema no se toca?

Sí.

-¿Detecta en el discurso del PP un giro a la derecha?

No, el PP continúa siendo el mismo partido.

-¿Reconoce en Vox a un partido de extrema derecha?

Yo le diré que soy del PP y voto al PP. Y el PP es el PP. Y Vox es Vox. Y quien quiera encontrar al PP fuera del PP no lo va a encontrar. Y más PP será más España.

-¿Pero comparte con Alberto Núñez Feijóo que Vox es la ultraderecha?

Yo quiero aún analizar cómo va a trabajar Vox. Lo que sé es que el PP en Andalucía ha sido capaz de aglutinar y Vox ha pactado en los acuerdos para la investidura el programa electoral del PP. Por tanto, Vox ha venido hacia el PP.

-¿Y el PP se plantea repetir el modelo andaluz para alcanzar la Moncloa?

Lo que queremos es que el constitucionalismo, liderado por el PP, gobierne España.

-¿Cuáles son las fuerzas constitucionalistas?

Lo vemos en Andalucía. El socialismo ha abandonado el constitucionalismo. Sánchez ha traicionado a España y está vendiendo España sólo para mantenerse en la Moncloa.

-¿E incluyen a Vox en esa corriente constitucionalista?

Sí, sí.

-Pese a abogar por el final del Estado de las Autonomías.

Pueden hacer crítica, pero lo importante es que como nosotros lideramos el cambio y aglutinamos al constitucionalismo, nosotros marcamos el camino. Y el camino siempre será la Constitución. Y en Andalucía Vox se ha sumado al PP y su programa.

-¿Le sorprendió que Aznar pidiera ahora el voto para el PP?

No, no me sorprendió. Es un presidente del PP, como Rajoy y Fraga, y nos sentimos orgullosos.

-El electorado que abandonó el PP para irse a Vox, ¿puede sentirse más atraído con la vuelta de Aznar?

Totalmente, la unidad de un partido, la ilusión y el liderazgo de Pablo Casado hacen que la gente vuelva a la casa común del constitucionalismo de centro derecha que es el PP.

 

Fotos