El portero de un pub de la calle Corrida de Gijón frena la huida nocturna de un carterista leonés

El portero de un pub de la calle Corrida de Gijón frena la huida nocturna de un carterista leonés

Le perseguían la amiga de la joven a la que robó en Fomento y una sereno que controlaba la zona en la madrugada del sábado

E. C.

Se encontraba con sus amigas hablando a las puertas de un bar de la zona de Fomento cuando se percató de que un joven se aproximaba a ellas y, aprovechando la aglomeración que había en ese momento, introducía de forma disimulada la mano en el bolsillo trasero del pantalón de una de las chicas y le sustraía la cartera. Después, metía la mano en el interior del bolso que la joven llevaba en bandolera y le sacaba, sin que ella se diera cuenta, una cajetilla de tabaco, dándose después a la fuga. Su amiga, la que vio toda la jugada, salió corriendo detrás del supuesto carterista por la calle de Marqués de San Esteban al tiempo que iba gritando ayuda a otros viandantes.

Fue una sereno que se encontraba realizando su trabajo en esa zona de ocio la madrugada del sábado al domingo la que no dudó en sumarse a la persecución, que continuaba por las calles de Gijón.

Fue a la altura de Corrida cuando un portero de un local de ocio nocturno oyó las voces de las mujeres y no dudó en echarles una mano para frenar la huida del presunto carterista. Le cortó el paso y trató de retenerlo, pero éste, un joven que posteriormente sería identificado como vecino de León y de 21 años, se resistió de forma violenta. Con puñetazos y patadas trató de librarse de las tres personas -las dos mujeres ya habían llegado al lugar para entonces- que trataban de retenerle.

Varios testigos de los hechos avisaron entonces a la Policía Nacional, que se personó en la calle Corrida ante la alerta de que «varias personas habían retenido a un joven que estaba forcejeando con ellos para intentar zafase y huir», según relataron ayer fuentes oficiales de la Comisaría gijonesa. Cuando llegaron, procedieron a la detención del joven, que fue trasladado a dependencias policiales como autor de un robo violento. Además, localizaron en las proximidades, tirada en el suelo, la cartera sustraída a la chica, así como la cajetilla de tabaco. También comprobaron que todas las personas «se encontraban bien y nadie precisaba asistencia sanitaria».

Contenido Patrocinado

Fotos