Pablo Fernández: «Cuando Iglesias no se presenta, Podemos retrocede. Es necesario corregirlo»

Pablo Fernández, en una imagen de archivo. /
Pablo Fernández, en una imagen de archivo.

El secretario autonómico califica de lectura errónea entender que Iglesias atribuye la caída de Podemos a los candidatos, «que ya asumimos como propia nuestras propias derrotas»

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Pablo Fernández no pone paños calientes a los resultados electorales y entona, una vez más, el mea culpa de la derrota en Castilla y León. Una responsabilidad que asume como propia sin que Pablo Iglesias le haya señalado con el dedo.

Por ello, Fernández ha calificado de «lectura errónea» entender que Pablo Iglesias ha atribuido la caída de Podemos a los candidatos, limitándose a realizar este sábado en la reunión con sus barones un análisis de los resultados, que evidencian la caída en los comicios de mayo frente a las generales de abril.

«Pablo no ha cargado contra los candidatos pero hay que corresponsabilizar de los resultados a los candidatos que nos hemos presentado. Así lo hice en la misma noche electoral, mi responsabilidad ha sido grandísima. Es algo sensato asumirlo».

Un análisis que, si bien, ha puesto de manifiesto la dependencia del partido a la figura de Pablo Iglesias que, según recuerda Fernández, ha sido determinante para el éxito de los comicios generales. De ahí la necesidad de realizar una reflexión para abordar soluciones a futuro.

«Cuando Pablo no se presenta, Podemos retrocede. Es una realidad innegable sobre la que debemos trabajar, para corregir la situación entre todos los miembros de la organización».

Nuevo reto

Y como ejemplo de que Iglesias no ha lanzado un mensaje de culpabilidad a sus candidatos, el nuevo cargo que ocupará Pablo Fernández en la ejecutiva del partido nacional: la Secretaría de nuevo cuño denominada de Ámbito Rural y España Vaciada.

Un reto que, confiesa, asume con orgullo y una enorme responsabilidad. «Pienso que ahora mismo la despoblación es uno de los principales problemas de España. Por ello, afrontar el reto de repoblar la España vaciada con propuestas y medidas concretas es un desafío enorme que asumo con orgullo y máxima responsabilidad».

Y por ello, Fernández se ha comprometido a poner toda la carne en el asador para que Podemos pueda enarbolar la lucha contra la despoblación y conseguir repoblar la España vaciada, «en la que Castilla y León y la provincia León son ejemplo de ese paradigma».