Cada arco de Navidad de la Calle Ancha cuesta al Ayuntamiento 1.150 euros frente a los 175 de coste para un comerciante

Iluminaria de la Calle Ancha (1.150 euros de coste por luminaria). / N. Brandón

Los comerciantes de León acusan de «discriminación» ante la iluminación 'gratuita' de Ordoño II y Calle Ancha y urgen a buscar una nueva solución a la iluminación navideña

A. CUBILLASLeón

La polémica ha salpicado de lleno a la iluminación navideña de León. Nunca antes había dado tanto de que hablar y, visto lo visto, todavía traerá cola.

Y no sólo porque desde el equipo de gobierno se niegan a explicar quién o cómo se pagan las luces de Ordoño II. A ello hay que sumarle el desembolso acometido por el Ayuntamiento de León para iluminar la Calle Ancha.

Opinión

Más detalles

Concretamente y según el contrato menor al ha tenido acceso leonoticias, la ciudad de León paga por el alquiler –que incluye el montaje y desmontaje- de cada una de las ocho iluminarias instaladas en la Calle Ancha un total de 1.150 euros, lo que asciende a 10.350 euros.

Dejando las valoraciones a parte, la realidad es que el precio es, con diferencia, muy superior al que pagan los comerciantes y hosteleros leoneses que colaboran con la iluminación navideña de la capital. Concretamente, un 84% más barato que el precio que se abona desde las arcas municipales.

El coste por alquilar una iluminaria tipo –para un vía de doble carril similar al de la Calle Ancha- asciende a 175 euros. Un precio que en un 40% asume la Cámara del Comercio y que incluye la mano de obra, el transporte, el montaje y el desmontaje.

Unas luminarias que suministra la empresa Río, la misma que interpuso el recurso contra el contrato de iluminación que, finalmente y tras apreciar irregularidades, fue anulado por el Tarcyl.

De esta forma, el Ayuntamiento paga hasta seis veces más que cualquier de los comerciantes, lo que desde el sector comercio tachan de «exagerado y auténtica barbaridad» frente a los precios de mercado.

«Discriminación»

Pero, el sector comercio va más allá y muestra cada vez un mayor recelo ante la proposición de colaborar con la iluminación navideña y acusan al Ayuntamiento de León de «discriminación».

No entiende por qué, según han denunciado, los comercios de Ordoño o la Calle Ancha se benefician de una iluminación y ellos deben asumir un coste que, en ocasiones, resulta casi imposible. «Por no dejar la calle triste haces un esfuerzo», apuntan varios comerciantes.

Sin embargo, son muchos los que, o bien, ni tan si quiera pueden asumir o directamente no quieren colaborar con la iluminación. Y ahí es cuando se desata la polémica entre comerciantes de la misma calle. «Algunos se benefician sin aportar ni un solo euro».

De ahí el malestar que persiste entre los comerciantes leoneses que entienden la necesidad de que desde el Ayuntamiento –encargados de asumir el coste de la luz- encuentre otra solución de cara a la próxima Navidad.

Y, mientras tanto, la pregunta de quién paga las luces de Ordoño II sigue sin respuesta. Desde el Ayuntamiento de León no aclaran la fórmula utilizada para 'salvar' el encendido navideño en una de las calles más transitadas de León mientras el PSOE insiste en que no existe ningún expediente que avale la contratación de dichas luminarias.

El polémico contrato de la luz

A mediados de noviembre, el Tarcyl -Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Castilla y León- paralizaba provisionalmente el proceso después de que Río, una de las empresas que concurría la concurso, presentase un recurso. A partir de ahí, empezaron los quebraderos de cabeza para el Ayuntamiento de León.

El concejal del área, Eduardo Tocino, con apenas unos meses de ejercicio en la concejalía, anunciaba la imposibilidad de inaugurar el encendido navideño el 30 de noviembre como estaba previsto inicialmente y culpabilizaba directamente a la empresa recurrente.

De esta forma, en la tarde del 5 de diciembre, los comerciantes y hosteleros de León, que colaboran con el pago de las luminarias, encendía la Navidad en una veintena de calles de la capital mientras el eje central de la ciudad se mantenía a oscuras.

Ese día, el equipo de gobierno municipal aprobaba en Junta de Gobierno Local un contrato menor, por importe de 18.000 euros, para iluminar Santo Domingo, San Marcelo y la Calle Ancha y aseguraba que ultimaba la solución para Ordoño II.

Dos días después y contra todo pronóstico, los técnicos iniciaban la instalación de las luminarias en Ordoño II que, finalmente, se 'encendía' en la tarde del sábado aunque no fue hasta ayer cuando el Ayuntamiento dio por completado la iluminación tras encender las luces de la Calle Ancha, una de las zonas más transitadas de la capital.

Y es aquí cuando sale a escena la pregunta ¿quién paga las luces de Ordoño II?

 

Fotos