Trabajo retira la licencia a Servicarne, fija la «connivencia» con Embutidos Rodríguez en las altas y bajas de los 400 falsos autónomos, que quedan en el aire

Representantes de CCOO anuncia la sentencia del Ministerio de Trabajo. / S. Santos

CCOO insta a la cárnica leonesa a regularizar a los trabajadores y denuncia la connivencia entre ambas empresas para «lucrarse económicamente a costa de mano de obra muy barata» | CCOO citará a un millar de delegados sindicales para protagonizar una gran manifestación el día 9 de mayo

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Espaldarazo a los falsos autónomos de Embutidos Rodríguez. Una figura denunciada por activa y por pasiva, hasta la saciedad por CCOO y, que ahora, podría desaparecer en el seno de la cárnica leonesa.

Es la puerta que se abre después de que el Ministerio de Trabajo haya descalificado a Servicarne, la principal proveedora de personal de Embutidos, tras detectar una serie de conductas infractoras que determinan que ni es ni funciona como cooperativa.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso leonoticias, se determina que Servicarne no ajusta su funcionamiento a las exigencias del Derecho Cooperativo, guardando una apariencia pero no funcionando como tal.

En consecuencia, continúa la sentencia, no se produce un régimen de adhesión y de baja voluntaria de los socios sino que se llevan a cabo solo conforme a las necesidades de los clientes, por tanto, las altas y bajas se producen cuando lo ordena la dirección de la cooperativa a requerimiento de las empresas clientes.

Claves del «fraude» de Servicarne

-Servicarne carece de los medios materiales para llevar a cabo su objeto, en cuanto locales, maquinaria y equipos, sea en propiedad o arrendamiento, que son aportados por las empresas principales. La cooperativa no cuenta con ningún centro de trabajo productivo propio, teniendo lugar la realización de los trabajos en los centros de trabajo de las empresas principales y manipulando sus productos.

-No cuenta con los medios organizativos ni personales para llevar a cabo su objeto, pues no dispone de estructura ni de técnicos o directivos relacionados con la producción, la gestión de compras o de ventas de los productos elaborados y no decide los precios de tales productos, siendo éstas funciones de las empresas clientes.

-No dirige de forma efectiva a los socios de la cooperativa, ya que la estructura de los encargados y jefes de equipo no se relaciona en lo referido a la producción ni al trabajo diario con la dirección de la cooperativa, sino que se constituyen en auxiliares de las empresas clientes para el control y vigilancia de los socios trabajadores, configurándose como una «pantalla» que persigue, sin conseguirlo, la apariencia de organización propia.

-No se asume riesgo empresarial alguno, puesto que Servicarne cobra según el trabajo efectivamente realizado por los socios trabajadores y, una vez realizados los descuentos, traslada el resto a éstos en forma de haber mensual. El excedente es la parte no gastada de la cuota mensual de los socios- que se dedica al mantenimiento de la sede principal y de los pocos trabajadores que en ella prestan servicios, y en parte, a prestaciones sociales- no teniendo pérdidas ni beneficios.

-El «producto» que pone en el mercado es exclusivamente la fuerza de trabajo, comportándose como un mero intermediario para su suministro, no siendo una empresa cárnica, como recoge su amplio objeto social, sino una oficina que provee de trabajadores a la industria cárnica. Por tanto, no presta un servicio para la empresa cliente, sino en la empresa cliente y formando parte de ella.

De esta forma, continúa, se convierten en un instrumento privilegiado de flexibilidad al servicio de las necesidades variables de la empresa en lugar de los derechos de socios.

Asimismo, advierten que carece de estructura y funcionamientos democráticos así como de organización en común de la producción y, determina, además, que ni se produce la aplicación e resultados en función del trabajado ni se oferta un empleo y de calidad ni se realizan las actividades empresariales previstas en su objeto social como una empresa cárnica.

Retirada de la licencia

De esta forma, según aplauden desde CCOO, la inspección determina la existencia de una relación fraudulenta entre la empresa y sus clientes, lo que demuestra la «clara connivencia» que existe entre Servicarne y Embutidos Rodríguez para lucrarse a costa de los trabajadores.

Así lo señaló este viernes Juan Manuel Ramos, secretario de política sindical industrial de CCOO Castilla y León, que ha advirtió que la práctica en Servicarne es objeto de una «infracción grave«.

«Se ha producido una relación fraudulenta entre empresa y clientes que han eludido de forma clara la aplicación del estatuto y que muestra la clara connivencia para lucrarse de forma regular entre la cárnica y la cooperativa a través de mano de obra muy barata y precarizando las condiciones de lis trabajadores«.

Interrogante en Embutidos Rodríguez

Tal es así que, con esta sentencia, Trabajo retira la licencia de operativa a Servicarne, «que ya no va a poder operar sus servicios a las empresas clientes», lo que abre un interrogante en Embutidos Rodríguez y deja en el aire a los 400 trabajadores que estaban amparados bajo la figural del 'falso autónomo'.

«¿Qué va a hacer ahora Embutidos Rodríguez con la descalificación de Servicarne? Esa es la respuesta que todos esperamos», señaló Ángel Santos, responsables de CCOO Industria en León, que instó a la cárnica leonesa a regularizar la situación laboral de los trabajadores y se aleje del «modelo del fraude, la precariedad y explotación laboral que se ha instalado en su empresa».

Gran manifestación

A la espera de que Embutidos Rodríguez regularice la situación de los falsos autónomos de Servicarne y con ese objetivo, CCOO ha convocado dos paros de 48 horas los días 9 y 10 de mayo.

Una convocatoria a la que se suma una gran manifestación el día 9 de mayo, a la que CCOO León ha citado a un millar de delegados sindicales de Castilla y León y de comunidades limítrofes, para dar alas a una concentración a las puertas de la planta en Soto de la Vega.

Un acto de protesta que arrancarán a las 11:30 horas y que, una hora más tarde, dará paso a una manifestación que culminará en La Bañeza. «Hay que decir basta ya de precariedad laboral», señaló Ángel Santos, que hizo un llamamiento a los 26 «acuhillados» de Rodríguez a sumarse a un acto ene l que contarán con toda su solidaridad.

«CCOO inició hace dos años una lucha contra la figura del falso autónomo en el sector cárnico en España, logrando al cierre del 2018 un total de las 19.000 regularizaciones. Sin embargo, Embutidos Rodríguez sigue con su desazón. Es necesario que comprenda que necesitamos empleo de calidad, con garantía y que de estabilidad a las personas», señaló Santos.

En la actualidad, los socios cooperativas siguen en su doble condición, es decir, como falsos autónomos y dados de alto en el Régimen General de la Seguridad Social. El objetivo, según señalaron desde CCOO, es que abandone la situación de falsos autónomos y sean declarados como trabajadores con una retroactividad laboral de cuatro años.

Lea la sentencia de Trabajo