CCOO denuncia el despido de 10 trabajadores de Embutidos Rodríguez por ejercer su derecho a huelga

Concentración a las puertas de la factoría de Embutidos Rodríguez el pasado miércoles. /Campillo
Concentración a las puertas de la factoría de Embutidos Rodríguez el pasado miércoles. / Campillo

El sindicato denuncia que la dirección anuló su tarjeta de acceso y recuerda que la huelga estaba notificada en tiempo y forma y que la responsabilidad de la situación de los animales de la cárnica

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Dicho y hecho. Las amenazas de Embutidos Rodríguez no se han hecho esperar. Así lo ha denunciado CCOO que ha advertido que la compañía ha prohibido la entrada a sus instalaciones y, en consecuencia, a su puesto de trabajo a una decena de trabajadores por haber ejercido su legítimo derecho de secundar la huelga.

Según ha informado en un comunicado, los trabajadores han tenido que acudir con un notario para poder dejar constancia de lo que estaba sucediendo, ya que en el momento de entrar a las instalaciones les habían anulado su tarjeta de entrada a la par que se les manifestaba que tenían la entrada restringida, según había ordenado la dirección de Embutidos Rodríguez.

En este caso, al tener la doble condición de estar como falsos autónomos de Servicarne, los trabajadores trasladaron su situación a la cooperativa que, si bien, les trasladó que nada podía decirles.

Sin embargo, los trabajadores han recibido a través de la intranet una notificación de expediente de expulsión, en el que les especifica que deben de abandonar su puesto de trabajo, y que tienen 30 días de audiencia para impugnar tal decisión ya que no es firme.

Los motivos del expediente, continúan desde CCOO, no son otros que el ejercicio de la huelga, al entender que se trata de una indisciplina o desobediencia en el trabajo, a la par que denuncian la existencia de ofensas verbales o físicas.

Ante esta situación, CCOO denuncia la «evidente connivencia» entre Embutidos Rodriguez y Servicarne, más aun cuando han publicitado las grabaciones ilegales realizadas fuera de las instalaciones de la empresa, acusando a los trabajadores, piquetes informativos y a los agentes de la Guardia Civil de su desidia o malas prácticas.

Cortijo de trabajadores

En cuanto a los trabajadores que acudieron al cuartel de la Guardia Civil para presentar denuncia por habérseles impedido entrar en las instalaciones, fue en directriz de Embutidos Rodríguez, «presionando» que aquellas personas que no acudieran tendrían sanciones y represalias.

«Desafortunadamente nos encontramos ante una dirección anclada en otros tiempos, que sólo desean continuar con su cortijo a costa los trabajadores/as. El trabajo realizado por las fuerzas del Estado ha sido riguroso y han mostrado su gran profesionalidad, evitando en todo momento cualquier situación de conflictividad.

Por último, recuerdan que los productos de Embutidos Rodríguez están manchados de fraude y explotación laboral, más aun en los últimos días desde que se ha hecho público el semáforo cárnico de CCOO, que ha permitido que 6.000 trabajadores entren al régimen general de la Seguridad Social.

«Es lamentable y vergonzosa la actuación que está realizando la dirección de Embutidos Rodríguez, ya que por su irresponsabilidad, desean culpar a la organización sindical convocante, de todos sus problemas y responsabilidades. La empresa tenía conocimiento en tiempo y forma de la convocatoria de huelga, y que es necesario ante una situación de este calado realizar las previsiones necesarias».

Notificada la huelga, en tiempo y forma

En este sentido, recuerdan que la situación crítica que manifiestan han tenido los animales a los que se les impidió el acceso, ha sido a consecuencia de sus decisiones, ya que en caso de que se considerase que habido maltrato animal «los únicos responsables son Embutidos Rodríguez, que han tenido retenidos los camiones durante varias horas aparcados en las inmediaciones de sus instalaciones, incluso mucho antes de que comenzase la huelga y se organizase el piquete informativo».

Porque la realidad es que nadie había notificado la huelga a los conductores que transportaban los cerdos, por lo que sus empresas los emplazaron a otros mataderos de la Comunidad. Del mismo modo, los conductores manifestaron que es una práctica habitual, el que les tengan retenidos los camiones durante horas, ya que depende del sistema productivo o de las decisiones que consideren en cada momento.

Los camiones abandonaron las inmediaciones por la recomendación que realizó la Junta de Castilla y León, por parte de sus profesionales, que entraron a las instalaciones para manifestar a la dirección que la responsabilidad era de Embutidos Rodríguez, por no prever la situación, más aun cuando disponen de un lugar adecuado en las instalaciones para poder descargar, alimentarse y pasar la noche los animales.

Es necesario recordar, continúan desde CCOO, que la huelga ataña perjuicios a todas las partes, pero que la conflictividad la ha generado Embutidos Rodríguez, por incumplir un acta infractora de la Inspección de Trabajo, en la que manifiesta que todos los socios cooperativistas de Servicarne son trabajadores en Régimen General de la Seguridad Social, por parte de la mercantil.