Elecciones generales

León entra de lleno en la partida política del 28-A

Las formaciones políticas de León inican la campaña electoral del 28 de abril. / S. Santos | I. Santos

PP, PSOE, Ciudadanos, Vox y Unidas Podemos arrancan la carrera electoral más reñida y breve de la historia con la tradicional pegada de carteles, abanderando la defensa del medio rural, con cuatro escaños en juego

A. CUBILLAS | D. GONZÁLEZ
A. CUBILLAS | D. GONZÁLEZ León

León se mete de lleno en la carrera electoral. La tradicional pegada de carteles –en su mayoría virtuales- en la media noche de este jueves ha permitido dar inicio al proceso electoral más reñido de la historia.

En juego, cuatro escaños en el Congreso de los Diputados, después de que la provincia perdiese a uno de sus representantes como consecuencia de la pérdida poblacional, como ya ocurriese en 1986 cuando paso de seis a cinco escaños.

Uno a uno

En la partida, PP, PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos, dispuestos a pelear cada voto, para mantener y, en el caso de la formación de Albert Ribera, tener representación por primera vez en la historia en la Cámara Baja.

El quinto en el juego, Vox, al que el CIS le otorgaba uno de los cuatro diputados a pesar de que la formación de Santiago Abascal en León, con la berciana Marta Álvarez Barrios como cabeza de lista y que este viernes ha arrancado su campaña electoral sin un acto de pegada y sin la presentación oficial de su candidata y su programa para León.

Por delante, quince días frenéticos e intensos de una campaña que será más breve de lo habitual como consecuencia de la Semana Santa, lo que ha obligado a cuadrar agendas y adelantar a la precampaña actos como el de Pablo Casado o Pedro Sánchez en León.

Una carrera que todos han iniciado cargados de optimismo, con la intención de pisar la calle, de llevar su mensaje a todo el territorio de la provincia de León y huyendo de las encuestas electorales, entendiendo que la única encuesta válida será la que realicen con su voto los ciudadanos el próximo 28 de abril.

Unidad de voto

En sus antagónicos mensajes, PP y PSOE coinciden en única idea común: la necesidad de concentrar el voto. Así, el Partido Popular, con la Casa Botines como telón de fondo, se presenta como la única opción válida para garantizar «la unidad de España».

«Es necesario de unir al centro-derecho en torno a la figura de Pablo Caado porque es un valor seguro para llegar a la Moncloa y evitar que el PSOE regrese al Gobierno con sus aliados independistas y batasunos», señaló Carmen González Guinda, la cabeza de lista del PP de León al Congreso, que recordó que el PSOE es sinónimo de «pobreza y desempleo».

Por su parte, que los socialistas creen clave su unidad de voto en el PSOE como única vía para llevar a la oposición a los «tres temores de España».

«Hay un gran riesgo, solo hay que ver lo que ha ocurrido en Andalucía, donde se ha demostrado que las tres derechas son una», señaló Javier Alfonso Cendón, el 'número 1' al Congreso, que recordó que el 28 de abril España se juega «evolucionar o retroceder».

«En estas elecciones nos jugamos el futuro de Leon y de España, un futuro en el que vamos a decidir que España queremos, un país de futuro, progresista y feminista o queremos retroceder 40 años», remarcó Cendón, que hizo un llamamiento para que Sánchez se mantenga en La Moncloa.

Y ambos avalan la petición del voto en su historia, en el tradicional bipartidismo que ha gobernado España y en los logros conquistados por los gobiernos de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, respectivamente.

El fin del bipartidismo

Bipartidismo con el que quieren romper partidos como Ciudadanos y Unidos Podemos, que abogan por un cambio de rumbo en las políticas a nivel nacional y, por ende, en la provincia.

La formación naranja, que ha protagonizado una pegada virtual a las puertas del Auditorio Ciudad de León, ha calificado las del 28 de abril como las elecciones «más decisivas en los últimos años», una cita clave para «acabar con el bipartidismo y crear una España de futuro abanderada por Albert Rivera, Inés Arrimadas y gente de la sociedad civil, con ganas de darle una vuelta al país», remarcaba Justo Fernández, 'número 1' al Congreso.

Por su parte, Ana Marcello, la candidata de Podemos al Congreso, que eligió la plaza del Grano para iniciar la carrera electoral, ha trasladado las «ganas, ilusión, fuerza y la cabeza alta» con la que la formación morada encara este nuevo reto, convencida de que «si se quiere, se puede».

«Lo hemos demostrado durante este tiempo. Se puede salir a ganar pese a aquellos quiere utilizar el odio y en enfrentamiento como arma política», señaló Marcello, que entiende necesario mantener su representación en el Congreso de los Diputados para poner en la agenda mediática la realidad de León.

Aunque si en algo han coincidido las cuatro formaciones en estos comicios nacionales ha sido en abanderar el mensaje «yo soy de pueblo», con la defensa del medio rural y la despoblación como ejes centrales de sus programas electorales, remarcando la necesidad de abordar un cambio estructural para León.

De esta forma, los partidos leoneses dan inicio a la partida electoral más breve de la historia con la mirada ya puesta en el domingo 28 de abril, la única encuesta válida para las cinco formaciones.