El Ademar, a la final de la Mini Copa eliminando al Barça de penalti con reloj a 'cero'

Imagen del partido.

Los cadetes del equipo leonés se jugarán el título contra Granollers este domingo

R.FARIÑAS

Los pequeños sí han sabido encontrar el camino y lograr toda una proeza en la Mini Copa del Rey que se disputa también en tierras alicantinas.

El cadete del Ademar León ha logrado el pasaporte a la final con una dosis de épica, al hacerlo ante el Barcelona y con un penalti con el reloj a cero.

Los leoneses estaban obligados a empatar -ya que tenían mejor diferencia de goles que los culés- y la bocina sonaba con 24-25 a favor de los azulgranas.

La euforia se desataba cuando el elegido para el lanzamiento lograba transformar la pena máxima y colocar el 25-25 que hacía buenas las 'palizas' ante Guadalajara (27-15) y Bidasoa (31-10) que daban el pase a la gran final.

Por el título tendrán que luchar contra el favorito, Granollers, que también ha pasado como una apisonadora por su grupo en Alicante.