Evacúan a 323 menos acampados en Acebedo, Burón y Boca de Huérgano por el fuerte temporal

Imagen de los jóvenes en la mañana de este martes. /
Imagen de los jóvenes en la mañana de este martes.

Los menores fueron trasladados a dependencias municipales de las diferentes localidades | Un tercer campamento en Acebedo permanece acampado en el exterior | «En ningún momento la vida de los pequeños corrió peligro», asegura el alcalde

A.CUBILLAS
A.CUBILLASAcebedo

Estado de alarma en la montaña oriental leonesa. Las intensas lluvias acompañadas de fuertes rachas de viento que se registraron en la noche de este lunes obligaron a evacuar a 323 scouts que estaban acampados en las localidades de Acebedo, Boca de Huérgano y Burón.

Concretamente, en Acebedo fueron 210 jóvenes madrileños que tuvieron que ser trasladados a diferentes edificios municipales mientras que en Burón fueorn 90 los niños también madrileños afectados y en Boca de Huérgano 23.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 21:30 horas cuando los responsables de dos de los campamentos instalados en Acebedo decidieron activar el plan de emergencias y solicitaron asistencia al Servicio de Emergencias de Castilla y León 112.

En la llamada alertaban de que, como consecuencia del temporal de viento, varias tiendas de campaña y el comedor habían salido volando y que eran intensas las lluvias.

De inmediato, la Sala del 112 dio aviso a la Guardia Civil, que desplegó un importante operativo ante la alarma que desató la llamada. Sin embargo, una vez en el lugar comprobaron que en ningún momento la vida de los niños corrió peligro.

Otros sucesos

A petición de la Subdelegación del Gobierno, Cruz Roja León activó el Plan de Intervención en Socorros y Emergencias para movilizar al Equipos de Respuesta Básica en Emergencias de Boñar, que se traslada con mantas y productos de alimentación.

Posteriormente, se movilizó a otro equipo de León capital con un camión de avituallamiento y alimentación para que los niños pudiesen desayunar en la jornada de este martes. Hasta el lugar también se desplazó la unidad de apoyo logístico de Protección Civil.

Boca de Huérgano y Burón

En Boca de Huérgano el fuerte temporal de lluvia y viento ha provocado números daños en un campamento situado en su término municipal, por lo que se ha trasladado a 23 menores y varios monitores al polideportivo municipal, algunos de ellos sufriendo ataques de ansiedad, donde han pasado la noche. Según fuentes consultadas por leonoticias, los jóvenes, naturales de Madrid y Sevilla, ya han vuelto a su campamento.

Además, se llevó a cabo la evacuación de 90 menores acampados en Burón, procedentes de Madrid, que también han regresado a sus tiendas.

Todos fueron trasladados a colegios de dichas localidades con diferentes síntomas de carácter leve (dolores de cabeza, esguince) por los que han sido atendidos por los servicios sanitarios sin necesidad de ser trasladados a hospitales.

Los 210 niños fueron trasladados a las Escuelas y la Casa Concejo de la localidad, donde han pasado la noche y donde permanecerán hasta que la situación mejore y las condiciones climatológicas permitan su regreso a los campamentos.

«Jamás se temió por su vida»

Los menores evacuados estaban divididos en dos campamentos asentados en una finca particular dentro del casco urbano y en un hayedo situado a un kilómetro de la localidad, en un paraje conocido como Prado Soto.

Precisamente, en ese mismo paraje se encuentra asentado un tercer campamento scout pero procedente de Valencia, que se mantiene en el lugar y que descartó la evacuación.

Es más, el alcalde de Acebedo, Isidoro Díaz Valdeón, recuerda que se trata de una zona segura, en la que desde hace más de 50 años se vienen desarrollando campamentos y que en ningún caso se temió por la vida de los niños.

«Se hablaba de que si un alud se había llevado por delante a los niños y no había nada de eso. Se activó un protocolo seguramente ante el estado de nerviosísimo de los niños más pequeños pero jamás sus vidas corrieron peligro», señala Díaz, que recuerda que ya es la segunda vez que un campamento activa el protocolo de emergencia.

Una situación que permite al alcalde de Acebedo reflexionar sobre la necesidad que tiene la localidad de contar con un polideportivo o un espacio que permita alojar en caso de emergencias o para cualquier actividad a los cientos de niños que cada año disfrutan de unos días de campamento en este entorno.

Avituallamiento y desayuno

Una vez conocida la situación de emergencia se produjo una total coordinación entre la Subdelegación del Gobierno, la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y los Ayuntamientos de la zona, que recibieron a los evacuados, trasladando, la Junta de Castilla y León, hasta el lugar de la incidencia, un vehículo de Apoyo Logístico equipado con material y alimentos (camas, mantas, material de aseo y agua).

En las labores de rescate y evacuación han participado varias unidades de la Guardia Civil (Seguridad Ciudadana, Agrupación de Tráfico, USECIC), así como personal de SACYL, Agentes Forestales, personal de mantenimiento de carreteras, Cruz Roja, Protección Civil de Boñar y de Valladolid.

La rápida intervención en el avituallamiento es posible gracias al convenio suscrito entre Carrefour y Cruz Roja Española para dar respuesta inmediata ante situaciones de emergencia.

Así, durante la madrugada de este martes y una vez activado el operativo, el personal del centro Carrefour León ha abierto sus puertas para dotar de productos básicos a las personas damnificadas.

Se trata de un convenio pionero y único en España, vigente desde 2001, mediante el cual Carrefour, a través de Cruz Roja Española, pone al servicio de la población afectada los recursos necesarios para atender las necesidades básicas de los damnificados en situaciones de emergencia.