La Junta tira de altos funcionarios para completar las viconsejerías, que pasan de cinco a ocho

El vicepresidente de la Junta y consejero portavoz, Francisco Igea, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León/Rubén Cacho
El vicepresidente de la Junta y consejero portavoz, Francisco Igea, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de Castilla y León / Rubén Cacho

Aprobado un primer paquete con 21 nombramientos en el Ejecutivo autonómico

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Consejo de Gobierno aprobó este jueves un primer bloque de 21 nombramientos para los segundos escalones de la administración autonómica, de los que casi la mitad –nueve– ya tenían responsabilidades políticas en la anterior Junta de Castilla y León. El nuevo Ejecutivo contará con ocho viceconsejerías, tres más que en la anterior legislatura, de modo que solo los departamentos de Familia y de Sanidad no contarán con esta figura.

Consejo de Gobierno

El Gobierno designó este jueves a seis de los viceconsejeros, entre los que destaca el político balear y diputado de Ciudadanos en las dos últiimas legislaturas Fernando Navarro Fernández como viceconsejero de Transparencia y Calidad de los Servicios. En el organigrama repiten Carlos Martín Tobalina en Economía y Competitividad y Jorge Llorente en la Consejería de Agricultura, si bien ahora ocupándose de Desarrollo Rural. También procedentes de la Administración autonómica son Pilar Garcés, que ve ascender a Viceconsejería su responsabilidad al frente de Universidades e Investigación, ya que anteriormente era una dirección general.

Asimismo, el segoviano José Luis Saínz Merino, diputado provincial y el candidato propuesto en primer lugar por el PP para la Alcaldía de Segovia, accede al segundo nivel en la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con una viceconsejería de Infraestructuras y Emergencias y Raúl Fernández Sobrino, que estuvo en las quinielas como posible consejero llega a la viceconsejería de Cultura. En este nivel faltan por nombrar aún los viceconsejeros de Relaciones Institucionales y Adminsitración Local, adscrito a la Consejería de Presidencia, y de Empleo y Diálogo Social, en el departamento que dirige Germán Barrios.

El único nivel que se completó hoy es el de los secretarios generales. Dos de ellos repiten en responsabilidad -Eduardo Cabanillas en Agricultura y Jesús Fuertes en Familia– mientras que José Ángel Amo pasa de la Secretaría general de Sanidad a la de Economía y Hacienda. Dos de los directores generales en el organigrama del anterior Gobierno 'ascienden': Ángel Marinero, que deja su responsabilidad en Vivienda para ocuparse de la secretaría general de Fomento y Jesús Manuel Hurtado, llega al segundo nivel de Educación desde la dirección de Recursos Humanos de este departamento.

También son altos funcionarios de la Administración los nuevos secretarios generales de Presidencia, Santiago Fernández Martín, hasta ahora director técnico del Ecyl; de Empleo e Industria, Marta Abad, que llega desde la jefatura de Servicio de Evaluación y Normativa de Agricultura; de Sanidad, Israel Diego, que hasta su nombramiento fue jefe de servicios de Asuntos Económicos de la Consejería de Presidencia, y de Cultura, Gregorio Muñoz, coordinador de servicios de la Secretaría General de Educación.

Asimismo, ha sido ratificado como gerente de Servicios Sociales, Carlos Raúl de Pablos, mientras que Milagros Sigüenza, procedente de la Consejería de Fomento, será la nueva gerente del Ecyl.

Presencia femenina

Francisco Igea defendió la presencia femenina en el Ejecutivo puesto que argumentó que las mujeres -Verónica Casado, Rocío Lucas e Isabel Blanco Llamas- gestionarán el 80 por ciento del Presupuesto de la Comunidad como titular de Sanidad, Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades.

Igualmente, el portavoz de la Junta restó importancia a que de los seis viceconsejeros nombrados, solo una sea mujer -Pilar Garcés- en Universidades e Investigación. Defendió la aplicación de los principios de mérito y capacidad y reiteró, a preguntas de los periodistas, que las mujeres elegidas como consejeras llevarán la parte «más importante» de la acción política de la Junta.

También reiteró el compromiso de Ciudadanos de reducir el número de cargos de libre designación, por debajo del nivel de director general, y defendió que el número de viceconsejeros que crece hasta los ocho, respecto de los cinco existenes, supone volver a la situación anterior.

El paquete de nombramientos se centró también en la estructura de la Consejería de Presidencia, en el que figuran varios de los integrantes del equipo más cercano al presidente de la Junta. Así, figura la designación de Camilo Vázquez Bello, un salmantino, alto funcionario del Estado que en los últimos años ha trabajado en tareas de cooperación internacional y cultura, como nuevo director del Gabinete de Alfonso Fernández Mañueco; Julio López Revuelta, que deja su puesto como concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Salamanca para ocuparse de la Dirección de Comunicación de la Junta; Luis Miguel González Gago, elegido como procurador por Valladolid en las últimas elecciones que se ocupará de los Servicios Jurídicos y Xavier Domínguez Gabiña, que será el nuevo director de Análisis y Planificación después de ocupar la jefatura del Gabinete de Fernández Mañueco en el Ayuntamiento de Salamanca.

El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, informó de los nuevos nombramientos de altos cargos en su segunda comparecencia tras el Consejo de Gobierno. Remarcó que en todos los casos no se ha producido una «excepción» respecto del acuerdo programático de PP y Ciudadanos, sobre la limitación de mandatos. «Nos satisface enormemente», dijo. Todos tomarán posesión mañana en diferentes actos.