Agenda para la «transformación» de Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno de investidura. /Eduardo Margareto
Alfonso Fernández Mañueco, en el pleno de investidura. / Eduardo Margareto

Mañueco plantea una decena de nuevas leyes, más de 15 planes y estrategias, grupos de trabajo y cerca de medio centenar de medidas sectoriales

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El candidato 'popular' a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, trazó este martes en su discurso de investidura en las Cortes la que será su agenda para la «transformación» de Castilla y León en esta décima Legislatura si recibe el apoyo mayoritario de la Cámara autonómica.

Pleno de investidura

Sobre la base del programa de 100 medidas pactado por su partido, el PP, y Ciudadanos, Fernández Mañueco presentó un plan de gobierno sobre los ejes del crecimiento económico, el empleo, la calidad de los servicios públicos, el desarrollo del mundo rural, la lucha contra la despoblación y la regeneración.

Su 'hoja de ruta' se apoya en la filosofía que dice que «reformar es poner el cambio en cada decisión». Fernández Mañueco, como conocedor del «camino» que debe emprender la Comunidad, detalló en un discurso de una hora y nueve minutos una decena de nuevas leyes, una quincena de planes y estrategias, la creación de grupos de trabajo y cerca de medio centenar de medidas sectoriales.

A ellos añadió un Pacto Autonómico por la Ciencia, convencido de que el diálogo es el que «hace posible que los procesos de cambio sean los adecuados». También reclamó a los grupos, y en especial, al Socialista, apoyo en los temas de Comunidad, como la reforma del modelo de financiación autonómica.

En el apartado legislativo, propuso siete nuevas leyes o proyectos, como son la de Derechos y Garantías de las personas en proceso de morir; la de eliminación de las sujeciones mecánicas y químicas en los centros de mayores y discapacidad; la de principio de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual; la de la carrera profesional y la de Caza y Pesca, que se aprobará en seis meses.

También planteó el proyecto de Ley del Tercer Sector y otro de Derechos y Garantías de continuidad de cuidados y atención a las personas con discapacidad. Además, propuso la revisión de la Ley de Violencia de Género de Castilla y León, la reforma de la Ley del Derecho a la Vivienda, así como la regulación del Parque Público de Alquiler Social y su ampliación hasta alcanzar las 3.000 viviendas.

Fernández Mañueco propuso añadir a la Consejería Agricultura y Ganadería la defensa del mundo rural, así como crear la plataforma de nuevos emprendedores rurales, la Red de Transferencia de Conocimiento; la Oficina de Retorno y Captación de Talento y una comisión parlamentaria de Discapacidad en las Cortes de Castilla y León.

En cuanto a proyectos de gestión, anunció siete estrategias: de Emprendimiento, Innovación y autónomos; contra la Pobreza Infantil; de Mejora de la Calidad del Aire; de Eficiencia Energética; de Renovables Térmicas 2030; de coordinación de medios de extinción de incendios y para la Economía Circular.

También Fernández Mañueco esbozó nuevos planes: de Agroindustria; Accesibilidad Turística; Apoyo a las Familias; mejora de la competencia lingüística de lenguas extranjeras; de Acción del sector forestal y Estratégico de Tauromaquia. También planteó un fondo específico para el impulso de las pymes; un nuevo sistema de conciliación, así como un mapa de ordenación del transporte público de viajeros y una Agenda Digital Rural.

Al Gobierno central, además de una nueva financiación autonómica y local, exigirá una negociación «fuerte y dura» en defensa de la PAC, las inversiones en infraestructuras agrarias, la conclusión de todas las obras viarias prometidas y una prueba única de acceso a la universidad.

Al detalle

El candidato a presidente de la Junta planteó cerca de medio centenar de medidas sectoriales para su plan de gobierno de «transformación». Así planteó crear un grupo de expertos independientes en las Cortes para que elabore un informe en un año sobre la despoblación y comprometió que una de sus primeras reuniones será del Consejo del Diálogo Social.

En materia económica, propuso extender la tarifa plana para nuevos autónomos; reducir los trámites administrativo, una mejor financiación y acceso al suelo público industrial; una fiscalidad favorable en municipios de menos de 5.000 habitantes, la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, así como bonificación del Impuesto de Sucesiones y Transmisiones Patrimoniales para empresas familiares o agrarias, así como para actividades generadoras de empleo en el mundo rural.

En cuanto a la sanidad, planteó una auditoría y la reducción de todas las lista de espera, aplicar de modo progresivo la libre elección de hospital, la publicación de datos de rendimiento, actividad y gasto en los primeros 100 días; habilitar la fórmula de la plaza vacante-plaza cubierta para eliminar la interinidad; un sistema de evaluación del desempeño sanitario cada cuatro años; la integración del personal sanitario de área en los equipos de Atención Primaria al final de la legislatura; el aumento del gasto de Atención Primaria hasta alcanzar el 20 por ciento del total; el impulso de las consultas de Alta Resolución para municipios alejados del hospital de referencia; más medios diagnósticos para los centros de salud y crear un grupo de trabajo para estudiar la reversión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

Fernández Mañueco se comprometió a incorpora a 80.000 nuevos dependientes en cuatro años; a simplificar los trámites y valoraciones del Sistema de Dependencia, a incentivar el uso de la asistencia personal, a impulsar el Acuerdo Nacional de violencia de género, así como a dedicar 400 millones al año para mayores y para avanzar en la gratuidad de la educación infantil hasta los tres años.

Dentro del capítulo educativo, el candidato planteó su intención de dedicar más financiación a la investigación; incrementar un diez por ciento el presupuesto de universidades a lo largo de la legislatura; la rebaja de las tasas universitarias; ayudas para los estudiantes con mejor expediente; incentivos a las empresas para la FP Dual y ayudas para residencia y movilidad a los estudiantes del medio rural; la gratuidad de los libros y el material para familias necesitadas y el impulso de centros bilingües y tecnológicos.

En cuanto a inversiones, Fernández Mañueco prometió mejoras en las carreteras, un bono de transporte rural con tarifa plana súper reducida para mayores, jóvenes y personas con escasos recursos; 130 millones para que internet llegue a todo el territorio; 600 millones para infraestructuras agrarias hasta 2023; 60 millones en cuatro años para políticas de turismo así como la puesta en marcha del Centro Internacional del Español en 2022, en colaboración con la Universidad de Salamanca.