Los consejos reguladores del Bierzo planta cara a la incineración de neumáticos en Toral

Planta de Cementos Cosmos en Toral de los Vados./
Planta de Cementos Cosmos en Toral de los Vados.

Arremeten contra el alcalde por ligar el futuro de la comarca al proyecto y apelan al «sentido de la responsabilidad» de la multinacional Votoratim Cimentos para que paralice la iniciativa «respetando la salud de los vecinos y a la naturaleza»

ELBIERZONOTICIASToral de los Vados

Los consejos reguladores del Bierzo hacen frente común contra la incineración de neumáticos en la planta de Cementos Cosmos en Toral de los Vados. Los sellos de calidada arremetieron hoy contra el apoyo mostrado por parte del alcalde de la localidad, Pedro Fernández, y lamentan que intente ligar el futuro de la comarca a la puesta en marcha del proyecto. «Afirmar que ir contra Cosmos es mutilar el desarrollo berciano es, por pura lógica, decir que el desarrollo del Bierzo depende fundamentalmente de la cementera», indicaron, máxime cuando tienen claro que «el futuro del Bierzo no puede ser quemar neumáticos».

Desde las marcas de calidad no están dispuestas en ningún caso a «arruinar nuestra industria agroalimentaria tan sólo por enriquecer a una multinacional o para conservar un pequeño número de puestos de trabajo» para que «un alcalde de una sola localidad se sienta contento mientras le llueve ceniza». Además, dejan claro que la idea de que el futuro de Cosmos depende de la quema de neumáticos es algo que todavía nadie ha explicado. «Públicamente no hemos oído ni una sola vez a la empresa hacer tal afirmación, ni su balance de resultados puede hacer llegar a tal conclusión», señalaron.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Bierzo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Manzana Reineta del Bierzo, la Indicación Geográfica Protegida Pimiento Asado del Bierzo, la Indicación Geográfica Protegida Botillo del Bierzo y la Asociación Berciana de Agricultores, titular de las Marcas de Garantía Pera Conferencia del Bierzo, Castaña del Bierzo y Cereza del Bierzo, recalcaron que nada tienen «en contra de la empresa en sí, ni de su actividad de producción de cementos», pero sí contra «la vuelta de tuerca que le quieren dar al negocio para incrementar sus beneficios, incluyendo una actividad que puede perjudicar seriamente la salud y la economía berciana».

Recuerdan al alcalde su oposición a la quema de harinas en Cosmos cuando llegó a la Alcaldía y denunciaba la «total sumisión a la empresa» del entonces regidor municipal. Piden, además, a Fernández que reflexione de las consecuencias de un proyecto «que puede llevar a la ruina a toda la comarca», sin dejar pasar por alto los dos últimos escapes de polvo de caliza a la atmósfera por parte de la cementera, «una sustancia que es dañina para la salud», todo ello a pesar de cumplir la normativa medioambiental.

El ejemplo de Vestas

Los marchamos de calidad del Bierzo invitan a Fernández a «pensar en el futuro, en un futuro sostenible, y no lamentarse con argumentos tan trágicos como cómicos». Es por ello que insisten en que Cosmos S.A., ahora es Votorantim Cimentos, con sede central en Sao Paolo (Brasil), «y como toda multinacional que se precie, la decisión de permanecer en Toral no depende de lo que el alcalde de la localidad diga o haga, ni de los trabajadores, ni de la Comarca ni tan siquiera del Gobierno del país».

Recuerdan, en este caso, la situación de la multinacional Vestas que «de la noche a la mañana cierra su planta de Villadangos (dando beneficios), despide a todos sus trabajadores y se va a donde mejor cree que puede producir en este momento, y no es precisamente en Europa». Una situación que consideran que debería hacer al alcalde reflexionar sobre «si merece la pena hipotecar nuestro futuro, nuestras posibilidades de desarrollo, por una empresa que mañana, queme o no neumáticos, puede decidir irse sin ningún tipo de contemplación ni sentimiento».

Desde los consejos reguladores lamentan la «espiral de codicia» en la que entran muchas empresas que «les impide ver con objetividad el daño que causan o pueden causar» y creen que «es aquí donde la Administración –que nos representa a todos- debe limitar el interés individual para preservar el interés colectivo». También consideran que «el cortoplacismo es una forma de ceguera y una irresponsabilidad» por lo que« nadie, ni particular ni colectivamente, debería guiarse por resultados inmediatos obviando las consecuencias a largo plazo». «Hacer propaganda de beneficios a corto plazo, ocultando las consecuencias que se pueden sufrir a largo plazo es caer en la demagogia y el engaño», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos