La seguridad privada premia a 14 de sus vigilantes y destaca su papel como «complemento necesario» a la seguridad pública

Foto de familia de todos los reconocidos. / Sandra Santos

De estas 14 menciones honoríficas, destaca una, de tipo A, a Óscar Pinos, agredido por un grupo de delincuentes en el Centro Comercial de El Rosal de Ponferrada

DANI GONZÁLEZ

Catorce vigilantes de seguridad privada han recibido este jueves los reconocimientos por la excelencia en su labor. La Subdelegación del Gobierno ha sido el escenario de estas menciones honoríficas en las que se ha ensalzado la importancia de la seguridad en la sociedad actual.

«La seguridad es un pilar de nuestra sociedad», destaca la subdelegada del Gobierno, Teresa Mata, que califica a la seguridad privada de «gran familia».

Más de 75.000 vigilantes 'cuidan' de diferentes establecimientos y edificios públicos en España en el día de la seguridad privada que ha servido también para lanzar una reivindicacion.

«Deseo que próximamente se apruebe el nuevo reglamento de seguridad privada», señala Javier Rosa, director de seguridad privada, que considera al sector como «clave» en su colaboración con las Fuerzas del Estado.

Mención especial a Óscar Picos

De estas catorce menciones, destaca una de tipo A concedida al vigilante Óscar Picos, agredido por unos delicuentes por enfrentarse a ellos cuando planeaban cometer un robo en el centro comercial de El Rosal de Ponferrada.

Este meritorio hecho ha servido para destacar la relevancia de este tipo de seguridad. «Es el complemento ideal y necesario para la seguridad pública», explica Teresa Mata, que también ha querido agradecer el «empeño en mantener el empleo y reinventarse de este sector para mantener su función pese a las dificultades económicas».

Prevención, coordinación y seguridad. Todos estos valores están intrínsecos en la seguridad privada, que hoy recibe un reconocimiento que, tal y como señala la subdelegada de Gobierno, «debería hacerse a diario».

Contenido Patrocinado

Fotos