Leonoticias

Colombia dice 'no' al pacto de paz con las FARC

vídeo

Partidarios al acuerdo de paz con las FARC muestran su tristeza tras el resultado de la votación. / Foto: Afp | Vídeo: Atlas

  • Los colombianos dicen estar hartos de la guerra, pero muchos rechazan hacer concesiones a la guerrilla, que marcó la historia reciente con masacres, secuestros, extorsiones y desapariciones forzadas

  • "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?", era la pregunta que debieron responder con un 'sí' o 'no'

Contra todos los pronósticos, Colombia ha votado 'no' este domingo al pacto de paz que buscaba poner fin a 52 años de guerra con la guerrilla FARC.

El triunfo del 'no' con 6.431.376 votos, equivalentes al 50,21%, no pudo ser más inesperado porque todas las encuestas sin excepción vaticinaban la victoria del 'sí', que acabó con 6.377.482 sufragios, el 49,78% de las 12.808.858 papeletas válidas emitidas en una jornada destinada a ser histórica y en la que la abstención fue del 62,57%.

más información

  • GaleríaRadiografía del conflicto

  • GaleríaLas víctimas de 52 años de guerra con las FARC

  • FotosAlegría y tristeza por el 'no' en Colombia

  • AnálisisEl plebiscito por la paz en Colombia, por Carlos Granés

  • DatosLas regiones más golpeadas por las FARC votaron 'sí' a la paz

  • ReaccionesSantos: «No me rendiré y seguiré buscando la paz en Colombia»

  • ReaccionesLas FARC, dispuestas a «rectificar» el pacto de paz tras el rechazo de los colombianos

  • ReaccionesUribe pide un «gran pacto nacional» tras el triunfo del 'no'

"Yo los convoqué a que decidieran si respaldaban o no el acuerdo para la terminación del conflicto con las FARC, y la mayoría, así sea por un estrechísimo margen, ha dicho que no. Soy el primero en reconocer este resultado", ha señalado el presidente Juan Manuel Santos al asumir la derrota y su responsabilidad.

Unos 34,9 millones de colombianos fueron convocados a pronunciarse sobre el pacto firmado el 26 de septiembre entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Juan Manuel Santos.

Los colombianos dicen estar hartos de la guerra, pero muchos rechazan hacer concesiones a las FARC, que marcaron la historia reciente con masacres, secuestros, extorsiones y desapariciones forzadas.

Lo negociado desde 2012 en La Habana fue rechazado porque aunque 6.346.055 personas votaron por el 'sí', superando el umbral de 4,5 millones de votos requeridos para avalar el acuerdo, fueron más las adhesiones por el 'no', con 6.408.350 sufragios.

El Gobierno dijo no tener un plan B si triunfaba el voto negativo a la pregunta: "¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?". Los últimos sondeos daban ganador al 'sí', con un 20% de adhesiones frente al 'no', firmemente apoyado por el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

"La paz es ilusionante, los textos de La Habana decepcionantes", ha señalado más temprano el exmandatario y actual senador, para quien el acuerdo otorga impunidad a los rebeldes y encamina al país hacia el "castrochavismo" de Cuba y Venezuela. "Ganó el odio, ganó el odio a las FARC", señala Jorge Restrepo, director del centro de análisis Cerac. "Quedamos sumidos en una profunda crisis política y con unas consecuencias económicas muy negativas", agregó.

Ahora son las FARC las que "decidirán si siguen con el desarme, la reintegración y el cese el fuego bilateral", dijo, en alusión al proceso iniciado con supervisión de las Naciones Unidas en cumplimiento de lo estipulado en el marco del acuerdo ya sellado.

260.000 muertos

El pacto con las FARC, de 297 páginas, buscaba terminar el principal y más antiguo conflicto armado de América, un complejo entramado de violencia entre guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con saldo de 260.000 muertos y 6,9 millones de desplazados. "Hay quienes arriesgan todo por continuar la guerra. Y esto hiere el alma", dijo el papa Francisco al saludar el acuerdo con las FARC, apoyado por famosos desde Shakira, Juanes y Carlos Vives, hasta Carlos 'El Pibe' Valderrama y el actor colombo-estadounidense John Leguízamo.

En la sede de la campaña por 'sí', en el emblemático hotel Tequendama en el centro de Bogotá, se vivía un clima de luto. "Nadie estaba preparado para esto, no había plan B. Ahora no sabemos qué puede pasar, pero está claro que las condiciones que se les dio a las FARC para el acuerdo han pesado mucho y la falta de movilización del electorado colombiano también", dijo el ingeniero Jorge Cifuentes, de 55 años.

El acuerdo preveía FARC ingresarán a la política legal. Sus 5.765 combatientes, según cifras de la guerrilla, deberán concentrarse en 27 sitios para su desarme y posterior reinserción a la vida civil, un proceso de seis meses que será supervisado por las Naciones Unidas.

"Sabemos que hemos cometido errores, ofrecemos perdón a toda Colombia", indicó este domingo el grupo rebelde en su cuenta en Twitter. "La guerrilla comenzó la destrucción de armamento artesanal ayer, ha ofrecido un inventario de bienes para reparar, ha pedido perdón. Sería lastimoso que eso se frustrara", señaló al votar Humberto de la Calle, jefe negociador del gobierno con las FARC, enumerando los gestos de los rebeldes como muestra de su compromiso con lo acordado.