Investigadores logran revertir en ratones las arrugas y la calvicie

Investigadores logran revertir en ratones las arrugas y la calvicie

Buscan desarrollar fármacos preventivos y terapéuticos para aumentar las funciones mitocondriales, lo que trataría esas patologías y otras enfermedades asociadas a la vejez

EUROPA PRESSMadrid

Investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham (Estados Unidos) han logrado revertir en modelos de ratón las arrugas y la caída del pelo, fenómenos asociados al envejecimiento, según publica la revista Cell Death & Disease.

Según han explicado los expertos, cuando se induce una mutación que conduce a la disfunción mitocondrial, el ratón desarrolla una piel arrugada y una pérdida de cabello extensa y visible en cuestión de semanas. Sin embargo, cuando la función mitocondrial se restablece desactivando el gen responsable de la disfunción mitocondrial, el ratón regresa a la piel lisa y al pelaje grueso, indistinguible de un ratón sano de la misma edad.

La mutación que hace esto está en un gen nuclear que afecta la función mitocondrial, los pequeños orgánulos conocidos como las centrales eléctricas de las células. Numerosas mitocondrias en las células producen el 90% de la energía química que las células necesitan para sobrevivir.

La función mitocondrial

En los humanos, se observa una disminución en la función mitocondrial durante el envejecimiento, y la disfunción mitocondrial puede conducir a enfermedades relacionadas con la edad. Un agotamiento del ADN en las mitocondrias también está implicado en las enfermedades mitocondriales humanas, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, los trastornos neurológicos asociados con la edad y el cáncer.

«Este modelo de ratón debería proporcionar una oportunidad sin precedentes para el desarrollo de estrategias de desarrollo de fármacos preventivos y terapéuticos para aumentar las funciones mitocondriales para el tratamiento de la patología cutánea y del cabello asociada al envejecimiento y otras enfermedades humanas en las que juega la disfunción mitocondrial un papel importante», han aseverado los expertos.

La mutación en el modelo de ratón se induce cuando el antibiótico doxiciclina se agrega a la comida o al agua potable, lo que causa el agotamiento del ADN mitocondrial porque la enzima para replicar el ADN se vuelve inactiva.

Envejecimiento celular

En cuatro semanas, los ratones mostraron canas, reducción de la densidad del cabello, pérdida de cabello, movimientos lentos y letargo, cambios que recuerdan el envejecimiento natural. Se observó piel arrugada de cuatro a ocho semanas después de la inducción de la mutación, y las mujeres tenían arrugas de piel más graves que los hombres.

Esta pérdida de cabello y la piel arrugada podrían revertirse desactivando la mutación y, de hecho, en el estudio se observaron que se producían pocos cambios en otros órganos cuando se indujo la mutación, lo que sugiere un papel importante para las mitocondrias en la piel en comparación con otros tejidos.

Asimismo, la piel de ratones con mutaciones inducidas mostró un aumento en el número de células cutáneas, un engrosamiento anormal de la capa externa, folículos capilares disfuncionales y un aumento de la inflamación que parecía contribuir a la patología de la piel. Los ratones con ADN mitocondrial reducido también mostraron una expresión modificada de cuatro marcadores asociados al envejecimiento en las células, similar al envejecimiento intrínseco.

La piel también mostró una alteración en el equilibrio entre las enzimas metaloproteinasas de la matriz y su inhibidor específico de los tejidos, un equilibrio de estos dos que es necesario para mantener las fibras de colágeno en la piel que evitan las arrugas.

Además, las mitocondrias de los ratones con mutación inducida tenían un contenido reducido de ADN mitocondrial, alteración de la expresión génica mitocondrial e inestabilidad de los grandes complejos en las mitocondrias que participan en la fosforilación oxidativa.

Contenido Patrocinado

Fotos