Prisión sin fianza para un sacerdote acusado de abusar de menores en un campamento

Vehículos de agentes de la Policía Nacional./
Vehículos de agentes de la Policía Nacional.

Hasta el momento han sido identificadas seis víctimas, que eran abordadas mientras dormían por el cura de 40 años

EUROPA PRESSPontevedra

La jueza ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para un sacerdote salesiano del colegio María Auxiliadora de Vigo que fue detenido por supuestos abusos a varios menores que participaban en un campamento en la localidad pontevedresa de Cambados.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han informado de que al sacerdote se le atribuyen delitos de abuso sexual a menores, siendo los abusos continuados según han señalado dos de las víctimas. El número total de víctimas, según Efe, se eleva a seis hasta el momento, y habían sido abordados mientras dormían.

Este martes, la jueza tomó declaración a cuatro de los menores víctimas de abusos sexuales, así como al sacerdote, quien pasó a disposición judicial a última hora de la tarde.

Según indicaron fuentes del colegio, los hechos habrían ocurrido el pasado sábado, cuando el religioso, de unos 40 años, fue sorprendido por varios niños realizando «comportamientos inadecuados» a otros menores. Ante lo ocurrido, fueron las propias familias de los jóvenes las que decidieron denunciar los hechos en los juzgados de Vigo este domingo.

«El salesiano implicado fue apartado de su trabajo con los menores de forma inmediata, con el fin de aclarar lo denunciado por los jóvenes, y poder poner en marcha las medidas correspondientes», ha indicado el colegio, que incide en que «se ha hablado con las familias».

El caso ha sido derivado al juzgado de Cambados, que será el que lleve el tema debido a que los hechos han tenido lugar en este municipio.

Denuncia

Según relata, el pasado domingo, el provincial salesiano y el director salesiano de la casa se encontraron con padres de los menores para manifestarles su «consternación» ante lo sucedido. Se pusieron a disposición de los tutores de las víctimas, ofreciéndoles el acompañamiento especializado que pudieran necesitar sus hijos, recordándoles su derecho a denunciar los hechos e informándolesde que la institución iniciaría el expediente informativo de manero inmediata».

En el mismo documento, el colegio se ha puesto a disposición de la policía y las autoridades judiciales para colaborar con ellas «en todo lo que sea preciso».

Asimismo, la organización salesiana ha abierto una investigación previa basada en el procedimiento canónico. Además, han añadido que «bajo ningún concepto tolerarán comportamientos que menoscaben la integridad de los chicos y chicas que les han confiado las familias».