Marcos aclara que Vestas no ha puesto «nada» sobre la mesa y dice que «faltaría más« que no dejase la planta «aseada»

La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno./Miriam Chacón
La consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. / Miriam Chacón

La portavoz insiste en que la empresa tiene que dar «garantías» de que facilitará la venta a un inversor que asuma de inmediato la factoría

La portavoz de la Junta y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, sostuvo hoy que la multinacional Vestas no ha puesto «nada» sobre la mesa en relación al cierre anunciado de la planta de Villadangos del Páramo (León). «Faltaría más que no la dejase aseada», dijo sobre la demanda del Gobierno para que la factoría sea atractiva para un posible comprador.

En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno, Marcos destacó que el principio de acuerdo anunciado era «la nada», por lo que celebró que no se firmara por parte de la Junta y de los sindicatos, y exigió a la empresa que ofrezca «garantías» de que buscará un comprador de forma «inmediata» para lo que señaló que el precio debe situarse dentro de los límites del mercado.

Asimismo, la portavoz de la Junta recalcó que mantienen su apoyo a los trabajadores y su rechazo al cierre de la planta, así como la apuesta por europeizar el conflicto. De hecho, explicó que la Fundación Anclaje se ha dirigido ya por escrito al Parlamento europeo, a través de la Comisión de Peticiones, para que analice si la compañía ha cometido un «fraude» en relación a las ayudas percibidas por mantener la actividad en León.

La consejera señaló que piden que la eurocámara investigue si la multinacional danesa utilizó los beneficios logrados para «irse». También destacó que UGT y CCOO han impulsado un encuentro el próximo 18 de octubre en Dinamarca con responsables sindicales daneses para recabar su apoyo frente a la decisión de la compañía de cerrar su planta en Villadangos.

El objetivo, relató Marcos, es advertir a los dirigentes de ese país sobre la posibilidad de que la compañía repita su actuación y deslocalice la producción para abandonar Europea. Así se pronunció la portavoz de la Junta después de que el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, afirmara que Vestas ha mostrado su voluntad de mantener la planta de Villadangos en «buen estado de uso» hasta que otra empresa se haga cargo, con el fin de mantener la industria activa en la zona y el máximo de puestos de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos