Domènech, líder de Podemos en Cataluña, abandona por sorpresa la política

Xavier Domènech./Efe
Xavier Domènech. / Efe

Aduce razones políticas, por los malos resultados en las autonómicas de hace nueves meses, y personales para dejar todos sus cargos

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Por sorpresa, Xavier Domènech, líder de Catalunya En Comú y secretario general de Podemos en Cataluña, ha anunciado este martes que abandona la política. Aduce en un comunicado una mezcla de razones políticas y personales para «dejar paso a nuevas personas con ideas frescas y la energía necesaria para llevar a cabo los retos que el país nos pide para los próximos meses». Doménech deja sus cargos en el Parlamento de Cataluña, donde era portavoz del grupo de los 'comunes', el de coordinador general de Catalunya en Comú y el de secretario general de Podem Catalunya.

El anuncio, adoptado tras «una profunda reflexión», ha dejado pasmada a buena parte de la dirección de Podemos y de Catalunya En Comú que ignoraba las intenciones de Domènech. Apenas Pablo Iglesias en el partido morado y Ada Colau entre los 'comunes' conocían de antemano la decisión de su hombre de confianza, anunciada en la red Facebook mientras Quim Torra detallaba sus planes soberanistas.

«Desde el principio, cuando me presenté por primera vez con En Comú Podem, tuve muy claro que mi tiempo en la política institucional sería limitado», señala Domènech, de 43 años, en su escrito. El dirigente argumentó su decisión por razones políticas y recurrió a los malos resultados obtenidos en las elecciones catalanas del 20 de diciembre pasado. «No fueron los que queríamos y esperamos y asumo también la responsabilidad que me atañe», señala en su despedida. En esos comicios, Catalunya en Comú aliada con Podemos apenas obtuvo ocho escaños y el 7,5% de los votos. Un pobre resultado después de haber sido la fuerza más votada en Cataluña en las elecciones generales de 2015 y 2016.

Pero fuentes de Podemos muestran su extrañeza por ese razonamiento ya que las elecciones se celebraron hace nueve meses y la dimisión debería haberse formalizado entonces. En aquel momento no la planteó y tampoco nadie se la pidió.

Agotado

Domènech, además, apela en su comunicado a razones personales porque la acumulación de «responsabilidades» en Catalunya En Comú y Podemos, además de haberle «agotado política y personalmente, se han cargado en exceso sobre las espaldas de mi familia. Y sin ellos tampoco soy nada». El hasta ahora líder de Catalunya En Comú y de Podemos en Cataluña está casado y tiene un hijo de seis años.

El dimitido dirigente fue clave para que Iglesias sorteara la grave crisis que sufrió Podemos en Cataluña casi desde su creación con la dimisión de dos secretarios generales en solo cuatro años. Tras la dimisión de Dante Albano Fachin en noviembre de 2017, forzada desde Madrid por la dirección nacional del partido, Domènech aceptó asumir esa responsabilidad y ganó las elecciones internas celebradas en abril pasado en las que barrió a otras dos candidaturas con 72% de los votos. Dentro de Catalunya En Común era, junto a Colau, el líder indiscutido de la organización.

Su renuncia ha sido recibida con pesar en Podemos. «Pocas personas me he cruzado en este viaje con la altura humana y la altura política de @XavierDomenechs. Gracias compañero por tu trabajo inmenso y gracias por ayudar a construir un @podem_cat fuerte y fraternal. Seguimos por el camino de ilusión que supiste generosamente abrir», escribió el secretario de Organización, Pablo Echenique, en su cuenta de Twitter. El líder de IU, Alberto Garzón, a su vez, señaló en esa misma red social: «Se marcha una persona excepcional que ha defendido entre otras muchas cosas la hermosa causa de la fraternidad entre pueblos». «Mucho ánimo y fuerza en lo que venga, te deseo lo mejor. Salud y República!».

Un historiador que saltó a la política desde el activismo social

EFE. Domènech es un historiador que dio el salto a la política desde el activismo social y uno de los principales artífices de que en Comú Podem fuera la primera fuerza en Cataluña en dos elecciones generales consecutivas. A pesar del mal resultado en las últimas elecciones autonómicas, cuando los comunes quedaron como quinta fuerza del Parlament, el pasado mes de julio él y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fueron elegidos coordinadores generales de Catalunya en Comú.

El pasado mes de abril llegó a ser Secretario General de Podem Catalunya el pasado mes de abril no sin dificultades y algunos enfrentamientos internos entre los 'podemitas' catalanes. Sin embargo, Domènech ha mostrado siempre una gran capacidad de tender puentes y en ocasiones se ha presentado como aquel que puede sacar a Cataluña del «callejón sin salida» al que el 'procés' la ha llevado.

Atrás ha quedado el beso que Iglesias le estampó en la boca en el Congreso, que lo sacó del anonimato popular, aunque este historiador que dice beber en las fuentes del político y también historiador Francisco Pi y Margall, presidente en la primera República, es una persona discreta que se esconde tras una sonora y contagiosa carcajada.

Nacido hace 43 años en Sabadell (Barcelona), Domènech ha destacado profesionalmente por sus análisis de la crisis y las posibilidades de cambio político, que lo llevaron a publicar el libro «Hegemonías. Crisis, movimientos de resistencia y procesos políticos (2010-2013)». Profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Barcelona y doctor en esta especialidad, dedicó su atención a los movimientos sociales, culturas políticas y cambio político durante el franquismo y la Transición, campo en el que recibió el premio Ciutat de Barcelona en el apartado de Historia en 2006. Entre sus publicaciones destacan ensayos como «Clase obrera, antifranquismo y cambio político» (2008), «Quan plovien bombes. Els bombardeigs de Barcelona i la Guerra Civil» (2008) o «Construint la ciutat democràtica» (2012).

Desde los años 90 comenzó a vincularse a movimientos y entidades sociales y culturales, pacifistas, por el derecho al trabajo, de solidaridad internacional o por la educación pública. Fue fundador de la Plataforma en Defensa de la Universidad Pública (PUDUP) y estuvo asimismo vinculado al movimiento del 15-M y sus evoluciones posteriores entre 2011 y 2013. Participó en la iniciativa «Por una radicalización de la democracia. Más allá del 25N» en 2012, en el movimiento Procés Constituient y en la campaña de las municipales de Barcelona en Comú que encabezaba Ada Colau en 2015.

Precisamente de la mano de Colau entró en la política cuando fue nombrado Comisionado de Estudios Estratégicos y Programas de Memoria en el consistorio barcelonés, cargo que abandonó cuando fue elegido número 1 de En Comú Podem. Partidario del derecho a decidir de Cataluña, Domènech se confiesa no independentista, pues entiende la soberanía en un sentido amplio, en el que la ciudadanía pueda decidir sobre cualquier aspecto de su vida.

Amante de la música de Marvin Gay, Woody Guthrie, Nirvana, Johnny Cash, también escucha Antònia Font y Serrat. Cinéfilo como muchos de su generación, Domènech, que de pequeño quería ser bombero, astronauta o historiador, tiene un gusto ecléctico, que abarca desde cine histórico como «Novecento», «Gangs of New York» o «Nacido el 4 de julio», a títulos de ciencia ficción como «Alien», «Independence Day» o la saga de «La Guerra de las Galaxias».

Contenido Patrocinado

Fotos