JxCat propone a Esquerra que el independentismo rompa todos los pactos con el PSC

Quim Torra/Efe
Quim Torra / Efe

Los exconvergentes están dispuestos a dar marcha atrás en su acuerdo que da la presidencia de la Diputación de Barcelona a un socialista

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Junts per Catalunya trata de recomponer puentes con Esquerra para evitar que su pacto con el PSOE en la Diputación de Barcelona, que dará la presidencia de este órgano previsiblemente a la socialista Nuria Marín, dinamite el frágil equilibrio que aún mantiene con vida al Gobierno de la Generalitat. Es más, la formación de Carles Puigdemont y Quim Torra ha lanzado hoy una contraoferta a sus socios republicanos: Si ERC rompe sus pactos municipales con el PSC, ellos harán los propio en la Diputación. De aceptar la propuesta ERC, se cerrarían filas en el secesionismo a costa de aplicar un cordón sanitario a los socialistas, que mantienen la mano tendida a la colaboración y el diálogo tanto con Esquerra como JxCat.

Los exconvergentes responden así al alud de ataques de dirigentes de Esquerra y en las redes sociales por su sorprendente pacto con el partido que dirige Miquel Iceta, y que fue el más votado el pasado 26 de mayo en la provincia de Barcelona. «Pido a ERC que haga propuestas concretas para revertir los pactos con los partidos del 155 en todas partes, por ejemplo, en lugares en los que ha ganado JxCat, pero, donde ERC ha obtenido la alcaldía gracias a pactos con el PSC como en Sant Cugat y Figueres», ha señalado Damià Calvet, consejero de Territorio de la Generalitat y miembro destacado de JxCat. «En JxCat-ha añadido- queremos la unidad del mundo independentista, tanto en las elecciones como en las instituciones».

Para la antigua Convergència ha resultado especialmente dolorosa la pérdida de Sant Cugat, donde fueron apeados de la Alcaldía, tras 32 años en el poder, por una alianza entre Esquerra, el PSC y la CUP. Este caso, unido a la creciente desconfianza entre los republicanos y JxCat, que a día de hoy se presentan más como enemigos dentro del independentismo que aliados frente al constitucionalismo, llevó al partido de Torra y Puigdemont a mover ficha en la Diputación. Ha sido, sin duda, un movimiento sorprendente para JxCat, que apuesta aún por la vía unilateral frente al pragmatismo recién estrenado por Esquerra. Tanto que, uno de sus principales dirigentes, Roger Torrent, dio por hecho la semana pasada que la vía unilateral no permitirá al independentismo alcanzar sus objetivos, todo lo contrario de lo que propugna Puigdemont desde su cuartel general de Waterloo.