El juicio une al soberanismo catalán que el 16 de marzo se manifestará en Madrid

El juicio une al soberanismo catalán que el 16 de marzo se manifestará en Madrid

JxCat y Esquerra aparcan su guerra interna para denunciar lo que consideran una farsa de juicio

CRISTIAN REINO

Un día después de que Quim Torra lanzara ayer una llamada a la unidad del soberanismo, los partidos independentistas y los Comunes, así como las entidades civiles se han conjurado para unir fuerzas en torno a las movilizaciones contra el juicio del 'procés' que arranca el martes que viene en el Tribunal Supremo. Esquerra, JxCat, PDeCAT, Catalunya en Comú, la CUP, la ANC y Ómnium han anunciado esta mañana el inicio de un «ciclo histórico de movilizaciones», que arrancará el día 12 y tendrá como plato fuerte una gran manifestación en Madrid el 16 de marzo. En cualquier caso, la capacidad de movilización del movimiento independentista ha remitido en los últimos tiempos y ya no consigue las protestas multitudinarias de antaño. Con el juicio, aspiran a recobrar el pulso.

«Es un juicio contra el pueblo catalán y contra todos los pueblos del Estado español», según reza el manifiesto suscrito por todas las organizaciones soberanistas. «La autodeterminación no es delito», es uno de los lemas de las movilizaciones. «Organizar un referéndum no es delito, votar no es delito, decidir no es delito y movilizarse no es un delito», por lo que se acusará al Supremo de estar protagonizando un juicio político sin garantías, será el mensaje de las movilizaciones. «Hacemos una llamada a salir a las calles. A la movilización. Por los derechos civiles, políticos y sociales. Por la autodeterminación. Por el derecho a decidirlo todo», es el lema general.

La campaña arrancará el mismo día del inicio del juicio contra los doce líderes secesionistas en el Tribunal Supremo. Ese día, el soberanismo llama a realizar paradas a las 12 horas frente a los lugares de trabajo y por la tarde, hacia las 18, ha convocado concentraciones en las principales poblaciones catalanas. En Barcelona, tendrá lugar una manifestación en la plaza Cataluña. Cuatro días después, el sábado 16, volverán a marchar en la capital catalana, en la que pretenden que sea la principal manifestación contra el juicio. Será a las cinco de la tarde, a lo largo de la Gran Vía, entre la plaza España y la plaza Universidad.

El siguiente punto fuerte de la campaña de movilizaciones será el 21 de febrero, con la huelga general convocada por la Intersindical-CSC. La huelga estaba prevista para hoy, pero los organizadores temían que fuera un fracaso y la han traslado a la semana siguiente del inicio del juicio, para buscar una mayor movilización. Su objetivo es repetir una jornada como la del 3 de octubre de 2017, con el paro de país, que paralizó a medias Cataluña para protestar por las cargas del 1-O. UGT y CCOO se han desmarcado de la huelga, pero todos los partidos soberanistas y algunos miembros del Govern ya han mostrado su apoyo. El ciclo de movilizaciones culminará con una manifestación en Madrid el 16 de marzo. El secesionismo aspira a que sea similar a la que se celebró en diciembre de 2017 en Bruselas a la que asistieron 45.000 personas.

Después de semanas y meses de pugna en el soberanismo, por primera vez en mucho tiempo han trasladado esta mañana una imagen de unidad. Está por ver si esta unidad se mantiene durante el juicio y sobre todo cuando se conozcan las sentencias y partidos, entidades y Gobierno catalán tengan que pactar una respuesta conjunta. Quim Torra, ayer, advirtió de que ante un «juicio simulado, nuestra respuesta será siempre democracia y derecho de autodeterminación».

 

Fotos