Atienden a un menor de seis años tras tragarse una pastilla de cocaína en su casa de Roquetas

Imagen del Hospital de Poniente, en Almería, donde fue ingresado el niño que ingirió una pastilla de cocaína. /R. C.
Imagen del Hospital de Poniente, en Almería, donde fue ingresado el niño que ingirió una pastilla de cocaína. / R. C.

La Guardia Civil detiene al padre por abandono de familia después de que éste se llevara del Hospital de Poniente al menor sin el consentimiento médico tras el diagnóstico del personal sanitario

MIGUEL CÁRCELESAlmería

La Guardia Civil detuvo el pasado 24 de enero a A. S., de 42 años de edad, vecino de la localidad de Roquetas de Mar, como presunto autor de un delito de abandono de familia así como de un delito contra la salud pública después de que su hijo menor, de apenas seis años de edad, tuviera que ser atendido en el hospital de Poniente de El Ejido tras haber ingerido una pastilla de cocaína que había confundido con un caramelo.

Según han trasladado fuentes oficiales de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, la benemérita inicia la investigación a última hora del pasado día 23, tras recibir llamada telefónica procedente del centro hospitalario ejidense alertando sobre el ingreso de un menor de edad (de 6 años) por la ingesta de sustancia de estupefacientes, concretamente cocaína. Asimismo, se traslada a los agentes que el padre, sin previo aviso y sin consentimiento médico, se ha marchado del lugar con el menor. Sería una circunstancia que con toda probabilidad podría haberse dado tras conocer que el personal sanitario daría parte a asuntos sociales para intervenir en lo sucedido.

Con esta información los agentes localizan al padre y le interrogan. En la entrevista, el progenitor reconoce que el menor de edad había ingerido una pastilla de cocaína cuando se encontraba junto a su tío, momento en el que lo avisó para trasladar al menor lo antes posible hasta el centro de salud. Los agentes de la Guardia Civil solicitan poder ver al menor, para comprobar su estado y verificar que se encuentra bien, si bien esta persona pone en conocimiento de los agentes que el niño no reside en la vivienda con él, que se encuentra viviendo con su tía en otra casa de Roquetas.

La actitud de esta persona, así como la información que facilita, no convence a los agentes, que en el exterior de la vivienda establecen un dispositivo de vigilancia, para verificar si la información facilitada por esta persona es veraz. Poco después los agentes observan llegar al domicilio a una mujer acompañada con un niño de edad aproximada a la del menor que buscan, por lo que se identifica a la mujer, estableciendo una conversación con ella y con el menor.

Como resultado de la misma los agentes reconocen que en el momento de los hechos el menor se encontraba en la vivienda de su padre al cuidado de su tío cuando observó un pastilla encima de la mesa y se la tragó creyendo que era una golosina. Posteriormente es cuando el tío avisó al padre y trasladaron al menor al centro de salud.

Tras confirmar la información, el día posterior la Guardia Civil lleva a cabo la detención de A. S. como presunto autor de un delito de abandono de familia así como de un delito contra la salud pública, manteniendo la investigación abierta para la localización del tío del menor. Las diligencias instruidas por Guardia Civil fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Roquetas de Mar, así como a la Fiscalía de Menores de Almería.

 

Fotos