Hallan dos cadáveres entre los escombros de una nave incendiada en Ciudad Real

Nave incendiada en Manzanares (Ciudad Real)./Ayuntamiento de Manzanares
Nave incendiada en Manzanares (Ciudad Real). / Ayuntamiento de Manzanares

Se sospecha que la nave estaba siendo utilizada como taller clandestino de tabaco

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

La Unidad Canina de la Guardia Civil ha encontrado los cadáveres de dos hombres al desescombrar una nave industrial abandonada que se incendió el pasado fin de semana en Manzanares (Ciudad Real). Los dos cuerpos sin vida corresponden a dos hombres de 20 y 40 años, originarios del este de Europa, que trabajaban y malvivían en el interior de la nave junto a otros inmigrantes, la mayoría procedentes de Ucrania.

Según los investigadores de la Guardia Civil, la principal hipótesis que se maneja es que la nave estaba funcionando como taller clandestino de tabaco aunque sus responsables habían solicitado licencia al Ayuntamiento de Manzanares para trabajar con ropa usada.

Trece detenidos

El incendio de esta nave, que en el pasado albergó una fábrica de colchones de espuma, causó heridas a seis inmigrantes ucranianos, tres de los cuales tuvieron que ser evacuados en estado grave a la Unidad de Quemados del  Hospital Universitario de Getafe (Madrid), si bien tan sólo uno de ellos, de un hombre de 52 años, continúa ingresado al tener el 2 por ciento de su superficie corporal quemada.

A raíz de este suceso, la Guardia Civil detuvo a trece ciudadanos del este de Europa que han quedado en libertad con cargos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y otro contra los derechos de los trabajadores. Una imputación provisional del Juzgado de Instrucción número 2 de Manzanares pues el hallazgo de estos dos cadáveres podría ampliar la acusación por presunto homicidio por imprudencia.

En torno a este suceso, la secretaria de Empleo del sindicato CC.OO. en Castilla-La Mancha, Ángeles Castellanos, ha pedido a las administraciones que «combatan la dura realidad de personas trabajadoras malviviendo en naves abandonadas para garantizar un empleo digno». En su opinión, «en Castilla-La Mancha, la precariedad laboral y la pobreza tienen una presencia destacada y las personas extranjeras son aún más vulnerables ante esta realidad llegando a situaciones extremas como vivir y trabajar en naves abandonadas».

 

Fotos