El presidente de Murcia dimite para evitar que el PP pierda el Gobierno regional

Pedro Antonio Sánchez durante el anuncio de su dimisión./
Pedro Antonio Sánchez durante el anuncio de su dimisión.

Pedro Antonio Sánchez asegura que abandona el cargo por la convicción de que Ciudadanos estaba dispuesto a sumar sus votos a PSOE y Podemos para conformar un "tripartito"

NURIA VEGAMadrid

Rodeado de sus consejeros en el Palacio de San Esteban, Pedro Antonio Sánchez ha anunciado su dimisión. Ha sido la certeza de que Ciudadanos está dispuesto a respaldar junto a Podemos la moción de censura del PSOE la que, según el presidente de Murcia, le ha llevado a registrar su renuncia en la Asamblea. "El acuerdo del tripartito, créanme, está cerrado y es un hecho -ha asegurado en su comparecencia-; sé que lo que está pasando no es justo, pero está en mi mano evitar una injusticia mayor que es condenar a la Región de Murcia a una situación que no quiere la gran mayoría de los murcianos".

más información

La decisión del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que ayer solicitó al Tribunal de Justicia de Murcia investigar también a Sánchez por el 'caso Púnica', ha terminado de agotar las opciones del presidente regional. En ningún momento la dirección nacional del partido ha puesto en duda que las causas podrían concluir archivadas, pero la presión se volvió este lunes insoportable. "Pienso que todo está muy claro y que se va a seguir aclarando más", ha defendido el líder autonómico, que reclama "confiar en la justicia", pero al mismo tiempo "ayudar y favorecer que siga trabajando sin presión, influencia o condicionamiento".

En este sentido, ha "repudiado" la estrategia política de la oposición, que, a su entender, se basa en el "todo vale o calumnia que algo queda". Y ha advertido, sin citarlo, a Ciudadanos de que "hay injusticias que a quien las comete le persiguen toda la vida".

Rajoy evita comentar la dimisión del presidente de Murcia

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha evitado hoy comentar la decisión de Pedro Antonio Sánchez de dimitir como presidente de Murcia un día antes del debate de la moción de censura que le había presentado el PSOE.

La noticia de la dimisión de Sánchez se ha conocido mientras Rajoy presidía en Segovia el acto de inauguración oficial de la nueva sede de la Dirección Provincial de la Tesorería Nacional de la Seguridad Social y del Instituto Nacional de la Seguridad Social, A la salida de ese acto, los periodistas han intentado preguntar al jefe del Ejecutivo por la decisión de Pedro Antonio Sánchez, pero no ha hecho declaraciones.

En una breve conversación informal se ha limitado a destacar que hoy era un gran día por los datos de reducción del paro y afiliación a la Seguridad Social en marzo, y a mostrar su convencimiento de que llegarán en este aspecto días mejores.

Los populares murcianos sostienen, de hecho, que Sánchez deberá ser rehabilitado en caso de que sus causas no tengan recorrido y reprochan a Albert Rivera haber querido poner a Mariano Rajoy entre la espada y la pared "sin importarle" la región. En el PP se confiaba hasta la semana pasada en que los tribunales zanjarían la investigación sobre el presidente de Murcia ante la "falta de indicios". Pero ese pronunciamiento nunca llegó a producirse. En estas circunstancias, fueron creciendo las voces en el PP y en la cúpula nacional partidarias de buscar un relevo para no perder el Ejecutivo autonómico.

El sustituto

Fernando López Miras es la propuesta del jefe del Ejecutivo murciano para su sucesión. El nombre del coordinador general del partido se ha puesto sobre la mesa en la Junta Directiva Regional que estaba convocada a las 12:45. El encuentro ha sido presidido por el número tres del PP, Fernando Martínez-Maillo, que se ha desplazado a Murcia esta mañana.

Fuentes de la dirección nacional confirman que, en todo caso, Sánchez, que el pasado 18 de marzo fue elegido líder del PP murciano con el 93,52% de los votos, mantendrá su puesto como presidente de la formación.

En un discurso orientado a elevar el ánimo de sus filas, Martínez-Maillo ha reclamado a los populares transformar "la rabia en energía positiva" para vencer en las próximas elecciones a quienes "nunca han ganado" los comicios. "No saben nada de lo que es el PP", ha sentenciado. "Algunos sonríen -ha añadido en referencia implícita a Ciudadanos"-, pero queda la segunda parte del partido por jugar y estamos vivitos y coleando".

Además, ha trasladado a la cúpula territorial el "abrazo" de Rajoy, que "pronto", tras la Semana Santa, acudirá a Murcia para encontrarse con su formación.