La Guardia Civil dobla la vigilancia tras el intento de rapto de un niño en Segovia

La voz de alarma la dio el menor, de 9 años, que ha explicado que el 10 de marzo un coche se paró junto a él y un hombre le ofreció diez euros por meterse en el vehículo

ANA NUINsegovia

«La Guardia Civil da credibilidad a la versión del niño y ha intensificado la vigilancia en la zona», explican fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Segovia. La voz de alarma sobre un posible intento de secuestro de un menor de nueve años en Valverde del Majano (Segovia) la dio públicamente el martes el alcalde de la localidad, Javier Lucía Marugán, pero también corrió como la pólvora por los grupos de whatsapp: «Me acaba de decir () que el pasado viernes, no ayer, el anterior, venía él solo desde el parque de arena a la plaza porque habíamos quedado en recogerle a las 8:30 y se paró un coche junto a él y le dijo un señor que si se metía en su coche le daba 10 euros. Él, como es lógico, salió corriendo al bar. No se ha atrevido a decirlo hasta ahora. Por favor, difundidlo».

El intento de secuestro ocurrió el 10 de marzo, pero no ha sido hasta esta semana cuando los miembros del Equipo de Mujer-Menor (Emume) de la Guardia Civil han hablado con el menor, que tardó varios días en contárselo a sus padres. La madre llamó al teléfono de emergencia 062, donde le instaron a poner una denuncia en el puesto de la Guardia Civil, según explicó la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz. Aunque no se llegó a formalizar la denuncia, la Guardia Civil se puso en contacto con la familia para intentar esclarecer el incidente.

Según relató el alcalde, un hombre intentó llevarse al niño cuando caminaba desde la zona recreativa del Parque de las Adoberas en dirección a la Plaza Mayor. Un coche de color oscuro, según el dato facilitado por el niño a la Guardia Civil, se detuvo a su altura y el conductor le ofreció diez euros por subirse al vehículo. El niño salió corriendo. El alcalde admitió que, a raíz del incidente, en la localidad reina cierta inquietud, «aunque tampoco se puede decir que haya miedo». Javier Lucía señala que Valverde del Majano, a escasos once kilómetros de la capital, «es un pueblo tranquilo, donde lo niños suelen ir siempre acompañados». No obstante, hace un llamamiento para que «padres y menores tomen precauciones, aunque creemos que puede ser un hecho aislado».

Por su parte, la subdelegada del Gobierno recomienda denunciar cuanto antes «para poner en marcha a las fuerzas y cuerpos de seguridad. En el número 062, la Guardia Civil atiende directamente, las 24 horas del día.