UPL exige una mejor gestión y fondos adicionales para el Plan de Dinamización de las comarcas mineras

Luis Mariano Santos, durante el pleno de las Cortes./
Luis Mariano Santos, durante el pleno de las Cortes.

Luis Mariano Santos critica a Pedro Sánchez por considerar como logro de su gobierno la transición energética

LEONOTICIASLeón

UPL ha preguntado este martes en el pleno de las Cortes a la Consejera Pilar del Olmo sobre el grado de cumplimiento de los objetivos marcados en el Plan de Dinamización de los Municipios Mineros y la situación económica de los mismos.

Luis Mariano Santos ha recordado que el pasado domingo se manifestaron en La Robla cerca de 3.000 personas para exigir a las administraciones una solución a la montaña central leonesa.

Una situación que se agudiza con el anunciado cierre de la central térmica dentro de esa transición energética justa planteada por el PSOE de Pedro Sánchez.

Desde UPL se considera «que el Plan de Dinamización no ha dado los frutos que se pretendían. No hemos conseguido ganar tiempo para mantener la actividad en las cuencas hasta que, por medio de esa transición «justa», se creara el empleo alternativo».

«Deberían ustedes preguntarse cuánto músculo industrial hemos conseguido, cuánta pérdida de población hemos logrado paralizar o el número de empleos generados fruto del emprendimiento, porque» la percepción de los habitantes de las cuenca, y de UPL, es que los esfuerzos económicos no están dando sus frutos a pesar de que sí hay algún proyecto», también ha remarcado en las Cortes.

Para la UPL la Junta de Castilla y León ha engordado la cantidad económica invertida en el Plan, «contabilizando un dinero que no era específico para el mismo. Es decir, independientemente de la existencia o no del Plan de Dinamización lo habrían invertido igual, por lo que no se puede considerar específico para la creación de empleo en esas zonas, objetivo fundamental que no se ha cumplido».

Por ello, Santos Reyero ha instado a la Consejera y a los responsables «a dejar de experimentar y ponerse a trabajar, porque el tiempo en las comarcas mineras ya está agotado».