https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los trabajadores de San Marcos se sienten «abandonados» y temen retrasos en la apertura del hotel

Fachada del Hostal de San Marcos, en obras./
Fachada del Hostal de San Marcos, en obras.

El comité de empresa espera que un gobierno socialista en España y en León ayude a «quitar trabas del camino» para sacar adelante el proyecto de la segunda fase y pedirán una reunión al nuevo alcalde

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

La joya del turismo de la capital leonesa sigue viendo el tiempo pasar sin recibir una respuesta que le asegure recuperar su grandeza. Los procesos electorales, generales y locales, han dejado a un lado al Parador de San Marcos y todo lo que conlleva, tanto en materia turística como en puestos de empleo y riqueza que genera a la ciudad.

El comité de empresa del hostal se encuentra en un momento de «stand by». A pesar de que su acuerdo de ERE recogía el seguimiento del estado de las obras, a través de reuniones con la directiva cada tres meses, «el problema político» ha cortado esta vía de comunicación. «Hemos solicitado reuniones y la chica de Recursos Humanos se ha ido; el presidente no sabe si seguirá al frente», y así ha ocurrido desde noviembre.

Por todo ello, los trabajadores de San Marcos se sienten «abandonados», ya que hace tres meses acudieron a Madrid para pedir una reunión y tan sólo obtuvieron el compromiso verbal de Óscar López, presidente de Paradores, «de que apostaba por San Marcos y el parador de León, pero nada se mueve».

Lo que sí ha avanzado en las últimas fechas es la licitación de la decoración de la primera fase, que debe estar adjudicada para el 26 de septiembre, y la preocupación del comité se centra en que las puertas del hostal queden abiertas en marzo de 2020, como estaba previsto en un principio. Aunque aquí temen que puedan existir retrasos y la reapertura se deba retrasar algún mes por el lento avance de las obras.

Cerrado desde el 15 de diciembre de 2017

También son optimistas por la buena sintonía y la predisposición que existe por parte de Óscar López, aunque ven que el proyecto de la segunda fase sigue sin avanzar: «nos vamos a quedar con 50 habitaciones y no tendremos salones de banquetes, cuando San Marcos era un referente en este sentido. Mucha gente venía aquí -a León- sólo por ver la fachada del hostal o para pernoctar en él», explica Javier García, que recuerda las 70.000 pernoctaciones que registró el parador en 2017, antes de que el 15 de diciembre cerrara sus puertas de forma definitiva.

El posible gobierno socialista en Madrid, unida a la más que probable investidura del candidato del PSOE a la Alcaldía de León, lo valoran de forma positiva desde el comité de empresa y esperan que «quite trabas del camino». Ese camino comienza por la propiedad del parking subterráneo que el Ayuntamiento debe ceder a Paradores «para lograr un hotel de cinco estrellas».

A partir del próximo día 5, cuando José Antonio Diez tome posesión como nuevo alcalde de la ciudad, los trabajadores solicitarán una entrevista con el socialista y posteriormente harán lo mismo en Madrid para ajustar los plazos y actualizar la información sobre qué ocurrirá con el monumento y hotel referente de la ciudad desde hace varias décadas.