La propiedad de Bodegas Armando asegura que el edificio «no está en ruinas» y no tiene conocimiento de la presencia de 'okupas'

La propiedad de Bodegas Armando asegura que el edificio «no está en ruinas» y no tiene conocimiento de la presencia de 'okupas'

Los propietarios recalcan que «atendemos todos los requirimientos oficiales» y piden soluciones al Ayuntamiento con este solar

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La propiedad del edificio de Bodegas Armando, cuya «dejadez» denunció este lunes el grupo municipal del PP en León, ha remitido un comunicado explicando que esta afirmación es «incierta» ya que «atendemos todos los requerimientos oficiales y de los vecinos, aunque estos no se han dirigido a nosotros a través de un representante».

También insisten en que «no todo el PP» apoya esta reclamación vecinal, ya que afirman que conocen a militantes populares «que apoya nuestra postura de respeto constitucional a la propiedad privada».

Además, la propiedad también niega que el edificio esté en ruina ya que han superado «una inspección recientemente y no ha sido declarada así». Respecto a la presencia de okupas y de un fuego provocado, la propiedad insiste en que no han tenido «conocimiento oficial y creemos que la obligación del buen vecino, en estos casos, es denunciarlo a la Policía que a su vez tiene el deber de trasladárnoslo».

«¿Por qué la propiedad se va a comportar contra unos intereses generales cuando el riesgo de incendio es similar a cualquier otro edificio, la ruina no está declarada, insalubridad, ratas y escombros no probados. Existe una foto de dos ratas cerca de un bidet , ya hemos manifestado que no tiene valor jurídico al no estar acompañada de acta notarial. Los escombros cumplen la función de proteger las cubiertas por ese motivo no se retiran», añaden.

Por último, la propiedad considera que el fondo del asunto es «un solar que carece de viabilidad debido al incorrecto reparto de los aprovechamientos urbanísticos del polígono 61 en su día, por error de incluir esa manzana en un plan de actuación cuando ya era urbana». «Si el Ayuntamiento no da viabilidad a los solares, como ya hemos expresado en sede urbanística, se corre el riesgo de que se enquisten, y la única salida que dejan es el embargo de la propiedad al no poder hacer frente a las fuertes multas aplicadas. La única solución que hemos valorado no es la recalificación sino la reparación del agravio comparativo en derechos urbanísticos frente a otras parcelas del polígono», explican.