https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Ana Franco niega presiones empresariales y respalda a Silván en la comisión de la 'trama Enredadera': «Jamás he recibido ninguna directriz»

Ana Franco durante la comparecencia de este miércoles. / Campillo

La edil defiende la legalidad de los contratos municipales | El exconcejal Ricardo Gavilanes no acude a la convocatoria realizada desde la comisión

A. CUBILLAS
A. CUBILLAS León

En más de una veintena de ocasiones, Ana Franco, la concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, ha negado cualquier tipo de irregularidad en las contrataciones municipales en el marco de la comisión que intenta esclarecer la implicación real del Ayuntamiento de León capital en la 'trama Enredadera'.

La reacción

«Jamás. En absoluto. Nunca». De esta forma, Franco ha respondido a la batería de preguntas realizadas por la edil de Cs sobre las posibles presiones que hubiese podido recibir por parte de los empresarios implicados en el entramado de corrupción.

La popular además ha defendido la figura de Antonio Silván. «Jamás he recibido ninguna directriz del señor Silván ni para invitar a empresas ni para tratar con cariño ofertas recibidas por parte de Agema –empresa vinculada en la Enredadera-«.

Del alcalde no sólo ha negado posibles directrices sino que además ha advertido que por su forma de ser se mostró convencida de que Silván no recibió presiones externas. «No creo que Silván los recibiera, no es su forma de ser», remarcó Franco, que si bien insistió que se trataba de un juicio de valor.

En la misma línea, Franco negó que Silván le pidiese documentación relativa a los expedientes, advirtiendo que en ninguno de los cuatro casos objeto de estudio mantuvo conversaciones con el alcalde sobre los expedientes.

«Una vez que estuvieron adjudicados sí, lo mismo que hago yo con los técnicos para preguntar sobre los plazos pero antes de una adjudicación, jamás», remarcó Franco.

Por último, la concejala de Urbanismo evitó emitir juicios de valor sobre si son éticas o no las conservaciones que se hicieron públicas entre Antonio Silván y el cabecilla del entramado, José Luis Ulibarri a la par que remarcó que no es quién para asegurar que el alcalde nunca mantuvo conversaciones con empresario sobre los contratos de su área.

«Sin interferencias»

Una declaración con la que, a juicio del PP, ha quedado demostrado que no hubo interferencia ni injerencia pro parte de los cargos políticos con interés personal, a la par que se ha incidido en que sólo dos contratos han sido objeto de investigación judicial.

«Prácticamente se han suscrito 1.200 contratos por este Ayuntamiento en los que únicamente dos han sido adjudicados a empresas investigadas por la trama», señaló Fernando Salguero, vicepresidente de la comisión y vicealcalde.

Salguero además aseguró que por segunda vez han solicitado al Juzgado las copias de los expedientes requisados, sin haber obtenido respuesta, e insistió en que las empresas implicadas en el entramado que participaron en los cuatro expedientes a debate «no tuvieron ninguna opción de quedar ni en el primer puesto».

«Los leoneses valorarán»

Ricardo Gavilanes, el que fuera responsable del área de Tráfico y Policía en la anterior legislatura fue la ausencia de una jornada en la que se volvió a evidenciar el enfrentamiento entre PP y Cs y en la que los técnicos que han prestado declaración han aclarado las posibles dudas, sin que se extraigan indicios de posibles delitos.

«No ha habido ningún indicio porque si no tendríamos que ir al Fiscal a poner sobre la mesa lo que encontremos», señaló Gemma Villarroel, portavoz de Ciudadanos, que se mostró orgullosa por la alta participación y por tener la oportunidad de que el equipo de gobierno de las oportunidad explicaciones a los leoneses. «Serán ellos los que valoren y verán si están satisfechos», concluyó.

La próxima comparecencia, el 30 de enero, al que han sido citados el concejal de Tráfico, Fernando Salguero, y José María López Benito, el concejal que renunció al caso tras su imputación por presunta implicación en el entramado de corrupción. La incógnita está si acudirá a la comparecencia.