Los fuegos de San Juan 'apagan' la lluvia

Fuegos artificiales en la noche de San Juan. / S. Santos

León no falta a su cita con la tradicional tirada de fuegos artificiales a orillas del Bernesga con dos tracas como colofón al espectáculo que tiño de imaginación la capital leonesa

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Es la noche más mágica del año, la noche más esperada por los leoneses, es la noche de San Juan.

Un manto de luz y color ha teñido el cielo de la capital leonesa ante la atenta mirada de los miles de leoneses que han desafiado a la lluvia y no han faltado a su cita con el gran espectáculo de los fuegos artificiales.

Noche de San Juan

En la noche de San Juan, cuando los relojes marcaron las 23:30 horas, todas las miradas se han vuelto a posar en el cielo de la capital para disfrutar de un baño de fuegos artificiales que detuvo durante unos minutos el pulso de León.

Una ciudad que vibró durante cerca de 20 minutos con cada estruendo. Y cuando los aplausos se sucedían en el entorno del Bernesga, el cielo leonés volvió a encenderse con la gran traca final que estremeció a la capital leonesa.

Emoción a flor de piel para un espectáculo ovacionado por grandes y pequeños que, durante 23 minutos exactos, dejó volar la imaginación sin permiso de los leoneses ante el caprichoso juego que dibujaron en el cielo los fuegos artificiales y que pintaron de fantasía toda una ciudad.

Porque nadie quería faltar a la tradición en la gran noche de León.