El diputado de Cultura que también tira de silbato

López Presa, en el centro de la imagen. /
López Presa, en el centro de la imagen.

El socialista Pablo López Presa vuelve a vestirse de corto como árbitro de la Primera División de Aficionados como 'trencilla' del Atlético Mansillés- CD El Ejido

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Tomó posesión como diputado hace escasos meses. Su cartera es la de Cultura y Patrimonio y ya ha dejado claras sus intenciones como miembro del equipo de gobierno del presidente socialista Eduardo Morán. Su labor diaria, en la que trabaja en potenciar los tesoros de la provincia, choca con una afición en la que ya es veterano.

Este fin de semana Pablo López Presa ha dejado a un lado su carrera política para volver a vestirse de corto... Y no precisamente de jugador. El joven político de Mansilla Mayor fue el encargado de arbitrar el Atlético Mansillés-CD El Ejido de Primera División de Aficionados.

Retomaba así su pasión por ser 'trencilla' sumando un año más a su década en el colectivo arbitral.

Así, tras la victoria de los locales por 3-0, Pablo López Presa volvió a vestirse de diputado, en una afición que compaginará con sus labores políticas en las que, a buen seguro, tendrá también que moderar algún encuentro. Aunque sea sin silbato.