Cuatro de cada diez leoneses ven que la situación económica de la Comunidad va a peor

Cuatro de cada diez leoneses ven que la situación económica de la Comunidad va a peorGráfico

Burgaleses y vallisoletanos son los que perciben mejor la evolución económica, mientras que leoneses, zamoranos y salmantinos son los más pesimistas

ICAL León

Cuatro de cada diez castellanos y leoneses creen que la situación económica de la Comunidad está igual que hace tres años, mientras que quienes perciben una mejoría y quienes creen que ha ido a peor empatan en un 26 por ciento, según revela una encuesta de Sigma Dos elaborada para la Agencia Ical. Una visión parecida se produce cuando se pregunta por la situación general de Castilla y León, ya que la mitad de las respuestas señalan un lacónico regular y son ligeramente superiores los que indican que mal o muy mal (25 por ciento) de los que consideran que está bien o muy bien (23,5 por ciento).

Los más jóvenes son los más complacientes con la situación actual. Es en el colectivo de entre 18 y 29 años donde se produce una diferencia más significativa: un 37,3 por ciento considera que la economía está mejor o mucho mejor que hace tres años y apenas un 11,8 cree que está peor que al inicio de la Legislatura. Lo mismo ocurre con la situación en general de la Comunidad que es percibida como buena por un 37,2 por ciento de los jóvenes, frente al 12,7 que cree que está mal o muy mal.

Con la edad, las opiniones se vuelven mucho más pesimistas: entre los 30 y los 44 años son más quienes piensan que la situación ha ido a peor en estos tres años (un 26,4 por ciento) que quienes dicen que ha ido a mejor (24,2 por ciento). Esta percepción se agudiza entre los 45 y los 65 años (un 32,1 por ciento cree que se ha agravado, frente a un 23 por ciento que nota un alivio). Los jubilados confiesan opiniones más moderadas, y son los mismos los que se decantan por la mejoría que por el empeoramiento (un 27 por ciento).

Asimismo, el sondeo de Sigma Dos para Ical señala diferencias de percepción según el género. Los hombres creen que la economía marcha mejor que peor (27,3 por ciento frente a 25,6 por ciento), y en el caso de las mujeres se invierten los términos y quienes creen que las cosas no van bien (28,2 por ciento) superan a las que se muestran más confiadas (25,8).

También, hay visiones distintas en los territorios. En Burgos, Segovia, Soria y Valladolid predomina una visión positiva sobre la evolución de la economía, en tanto que en la zona oeste de la Comunidad las opiniones son claramente negativas. Más del 30 por ciento de los burgaleses y los vallisoletanos sienten más dinamismo que hace tres años y son también, junto con Soria, las provincias en las que las opiniones negativas son más reducidas. Por el contrario, en la franja más occidental de Castilla y León cunde el pesimismo.

En la provincia leonesa son casi cuatro de cada diez personas los que creen que las cosas van a peor y suponen casi 20 puntos más que quienes consideran que van a mejor. En Zamora, un tercio son los que se apuntan al desaliento, 11 puntos más que quienes mantienen la esperanza. Y en Salamanca, casi un 30 por ciento están en la misma idea pesimista.

Los votantes del PP son quienes se muestran más complacientes con la marcha de la economía. Un 40 por ciento percibe su mejoría, mientras un 17 por ciento lo ve peor. También, son mayoría en Ciudadanos los que comparten esta opinión (29,3 por ciento frente al 25,3). Sin embargo, los partidarios del resto de formaciones son más críticos: un 32,9 por ciento de los simpatizantes del PSOE y un 37,6 por ciento de los de Podemos e Izquierda Unida tienen una idea negativa, cifras muy superiores a las que cuentan con planteamientos más optimistas.

Situación general de la Comunidad

En cuanto a la situación general de la Comunidad, la mayor parte de las opiniones la califican con un regular, pero las valoraciones de Burgos, Palencia, Segovia y Valladolid superan a la visiones negativas y, una vez más, es la raya de Portugal y Soria las que tienen un análisis más crítico. Especialmente significativo es el sentir de los zamoranos: mientras que el 38 por ciento cree que las cosas, en términos generales, están mal o muy mal, sólo el 11,8 por ciento piensa que están bien.

Las opiniones menos complacientes se repiten en Soria y León (más del 32 por ciento) y también en Salamanca, con casi el 30. En el otro lado de la balanza, entre un 27 y un 28 por ciento de burgaleses, segovianos, palentinos y vallisoletanos creen que las cosas van bien. En ninguna de estas provincias la cifra de los pesimistas llega al 20 por ciento.

También en este aspecto, los votantes del PP son los más entusiastas y más de un tercio cree que la situación es buena o muy buena, pero en el resto de formaciones las opiniones son menos satisfactorias, incluso entre los electores de Ciudadanos, que en un 23 por ciento manifiesta un sentir positivo, pero un 23 por ciento negativo.

Los partidarios de Podemos e IU y del PSOE son mucho más críticos y sólo un 6 por ciento de los que optaron por la formación morada y un 16 por ciento de los que votaron a los socialistas ven algo bueno en la situación actual.

Contenido Patrocinado

Fotos