El Ayuntamiento paraliza el proyecto del Palacio de Congresos y fijará una nueva estrategia para su construcción

Interior de la antigua Azucarera de León.

La Junta de Gobierno Local resuelve el contrato con el pago de una indemnización de 773.000 euros para evitar una sanción que podría superar los dos millones | Gobierno municipal y técnicos estudian ahora la posibilidad de impulsar una nueva licitación y adjudicación, siendo urgente consolidar la fachada de La Azucarera

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

El futuro Palacio de Congresos de León queda en 'stand by'. El Ayuntamiento de León ha dado luz verde este viernes a la resolución del contrato con la adjudicataria del proyecto, renunciando así a la rehabilitación de la antigua Azucarera Santa Elvira de León.

Una resolución que se ha aprobado en Junta de Gobierno Local tras alcanzar un acuerdo con la constructora, según han apuntado fuentes municipales, que supondrá un coste para las arcas municipales de 773.000 euros.

Se trata, desde el punto visto técnico, la mejor solución y menos perjudicial para el Ayuntamiento, evitándose el pago del 6% del presupuesto no ejecutado -14 millones- así como las correspondientes sanciones impuestas, que podrían ascender incluso a los dos millones de euros.

«Se trata de tener el menor coste posible. Resolver el contrato era una necesidad y la opción más barata», han señalado desde el equipo gobierno, que han recordado que el expediente que este viernes se aprueba se inició en septiembre de 2018 y ha estado paralizado hasta ahora.

Una resolución del contrato que viene obligada por la imposibilidad de acometer actualmente la finalización del proyecto por la falta de presupuesto derivada de las indemnizaciones pagadas a la empresa adjudicataria -en torno a siete millones-, motivadas en el retraso en la ejecución de las obras por la demora en el ingreso de las partidas comprometidas de financiación por parte de las administraciones, «especialmente» la Junta de Castilla y León.

Demoras que, según han apuntado en Junta de Gobierno Local, condicionaron no solo el retraso de la obra sino también la imposibilidad de completarlo, una decisión que adoptó el anterior equipo de Gobierno hace años y que se ha cerrado ahora con esta resolución oficial de acuerdo con la empresa adjudicataria, adoptada como «mal menor».

¿Y ahora?

Ahora, se abren cuatro escenarios posibles que el alcalde José Antonio Diez ya estudia junto con los técnicos municipales. Mantener el proyecto, modificar el proyecto y licitar uno más sencillo, limitarse a la fase de consolidación de la fachada o no hacer nada.

Una última opción que, inicialmente, Diez descarta, ya que insiste en la necesidad de impulsar el Palacio de Congresos por ser un proyecto «clave» para León. Es más, recuerdan que el proyecto de Perrault no se tiene porque descartar siempre y cuando se consiga financiación.

En la actualidad, el Ayuntamiento de León tiene en torno a cuatro millones de euros para la ejecución del proyecto a los que se tendrían que sumar dos partidas que rondan los cinco millones que adeudan tanto Gobierno como Junta de Castilla y León conforme al convenio suscrito en 2009.

Unas partidas que, en cualquier caso, no serían suficiente para ejecutar el proyecto del Palacio de Congresos que, inicialmente estaba presupuestado en 20 millones. De ahí, que para el equipo de gobierno una de las opciones, por entenderla prioritaria, es la consolidación de la fachada de la Azucarera para evitar su ruina.

En cualquier caso, remarcan desde el equipo de gobierno, se trata de una cuestión técnica que se definirá en las próximas semanas. Si bien, la realidad es que hoy por hoy, la construcción del Palacio de Congresos, enmarcado en un proyecto global de 70 millones, está en punto muerto.