Sube a 30 la cifra de muertos y a 452 la de heridos por un terremoto en Pakistán

Daños provocados por el terremoto de este martes en Pakistán. /Efe
Daños provocados por el terremoto de este martes en Pakistán. / Efe

El número de fallecidos puede aumentar porque al menos 150 de los heridos están graves

AGENCIAS

Al menos 32 personas han muerto y 452 han resultado heridas por el terremoto registrado el martes en la Cachemira administrada por Pakistán, así como las regiones de Punyab y Jíber Pajtunjua, según el último balance de víctimas.

Una decena de personas han muerto a lo largo de la noche a causa de las heridas sufridas en el distrito de Mirpur, el más afectado, elevando a 30 la cifra de fallecidos solo en este lugar, de acuerdo con el jefe de la Policía local, Sardar Gulfraz Jan. Además, otras dos personas, incluido un niño, han muerto en dos ciudades de Punjab, ha apuntado San Sajad, de los equipos de emergencias.

A ello se suman más de 450 heridos que han sido trasladados a diferentes hospitales de Mirpur y otros 20 en la ciudad de Jehlum, donde se ha registrado el epicentro del terremoto. Las autoridades han advertido de que el balance de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas, ya que 150 de los heridos están graves.

El instituto geológico de Estados Unidos, el USGS, ha fijado la magnitud del seísmo en 5,8 en la escala Richter. Se ha sentido en Islamabad, Rawalpindi y otras ciudades del norte de Pakistán. Los medios locales han publicado varias imágenes en las que se aprecian grietas en una carretera y coches volcados.

El jefe del Ejército, el general Qamar Yaved Bajua, ha dado instrucciones para que los soldados participen en las labores de rescate en la Cachemira paquistaní y otras zonas afectadas. Las autoridades castrenses ya han enviado aviones y equipos médicos. «Creemos que algunas personas pueden seguir atrapadas pero no podemos llegar a ellas porque las carreteras están dañadas y la lluvia es fuerte», ha dicho Saeedur Rehman, otro miembro de los equipos de emergencias.

Por su parte, el primer ministro paquistaní, Imran Jan, ha expresado su pesar por lo sucedido y ha expresado sus condolencias. Las autoridades han decretado la alerta en los hospitales de la zona.