Jorge Javier Vázquez califica sus vacaciones de 'desastrosas'

Jorge Javier Vázquez. /
Jorge Javier Vázquez.

El presentador de 'Sábado Deluxe' ha relatado en su blog de 'Lecturas' las inclemencias que ha tenido que soportar

E.N.

Jorge Javier Vázquez ya está de vuelta de sus vacaciones por Sidney y las islas Fiji. Pero según él mismo ha desvelado en su blog de 'Lecturas' la experiencia no ha sido demasiado buena, del mismo modo que tampoco lo fue el año pasado.

El presentador estrella de Telecinco ha mostrado su decepción con las playas y con el hotel. Si su visita a Tailandia la calificó de desastrosa, ésta la ha definido como de «vuelvo a mi casa, de donde no debería haber salido en todo el verano».

En sus primeras vacaciones sin pareja, desde hace muchos años, Jorge Javier tuvo como acompañante a un matrimonio amigo. «Hace una hora mi amiga me estaba cortando las uñas de las manos y, de repente, le digo: 'Se está moviendo el suelo'. Nos levantamos los dos de golpe y también su marido. Continúa el movimiento. Hasta que a los pocos segundos para. Lo que nos faltaba, Hemos vivido un ligero temblor de tierra. Nos entra la paranoia y miramos al mar a ver si se avecina un tsunami. Qué mal rollo».

A este pequeño terremoto hay que sumar el mal tiempo: «Aterrizo en Fiji buscando playa y me encuentro con que tengo que echar mano de la ropa de Sidney: jerseys de manga larga para desayunar. Y a veces incluso una mantina. Llueve y hace frío, no hay más que añadir, señores».

Al margen de inclemencias meteorológicas, el presentador ha querido dejar claro que no se ha sometido a ningún retoque estético: «Hablé con un amigo y me contó que, pese a que he explicado que no me había operado la cara, los medios continúan erre que erre y no me creen. Que aproveché para operarme durante esos días que no subí ninguna foto a las redes. Por no hablar de que tampoco se creen que haya perdido quince kilos. No estaba al tanto de la historia porque he decidido desconectar de mí y de mis circunstancias durante todo el tiempo que esté fuera».