El PP y VOX presentan alegaciones y piden que se revoque el auto de la Junta Electoral

José Antonio Maté (PP) felicita a Olga García (Vox) durante el recuento del miércoles. /N. Barrio
José Antonio Maté (PP) felicita a Olga García (Vox) durante el recuento del miércoles. / N. Barrio

El Partido Popular (PP) acuerda la presentación de alegaciones al entender que se debe conceder firmeza al acta firmada por la presidenta y las vocales y no su declaración | VOX plantea impugnar todas las mesas de la ciudad y que se tome declaración a todos los presidentes y vocales

J. Calvo
J. CALVOLeón

No es parte directamente implicada pero sí se ve 'dañada' por la resolución tomada desde la Junta Electoral de Zona sobre la mesa '7-5B' así que el Partido Popular (PP) de León ha optado finalmente por presentar alegaciones.

La base de tales alegaciones se cimientan en el hecho de que quienes testimoniaron el error ante la propia Junta Electoral fueron las mismas personas que firmaron el acta de cierre del citado colegio y que en esa acta no había lugar a la duda: 28 votos para VOX y 130 para el PSOE, y no al contrario.

Apuntes

Los populares mantienen que el documento rubricado en esa jornada tiene más peso que la palabra de la presidenta y de sus vocales, quienes han remarcado en su testifical mediante declaración jurada que en la mesa la victoria fue para el PSOE y no para otro partido.

Vox apuesta por una 'impugnación general'

La reclamación se formalizará a lo largo de la jornada de este sábado y la Junta Electoral Central tiene ahora 48 horas poder resolver las alegaciones de los populares.

Junto a los populares la formación más directamente afectada, VOX, también se ha sumado al recurso ante la Junta Electoral Central.

En el caso de este partido se va más allá y se suma una impugnación 'general' sobre todas las mesas electorales en León capital entendiendo que si ese caso tuvo lugar pudieran haberse dato otros similares.

'Contencioso administrativo'

De ahí que VOX fuera partidario, a última hora de este viernes, de solicitar la testifical de todos los presidentes y vocales a fin de que se pudieran comprobar sus testimonios y el acta final elaborada.

Una vez resuelva la Junta Electoral Central y si el dictamen no convence a los reclamantes podrán, en ambos casos, presentar recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Lo pueden hacer en un proceso 'contencioso administrativo' que se tramitará por vía de urgencia con un máximo de 40 días.

En ese caso se podrán solicitar medidas cautelares y dependerá del juez que asuma el caso el aplicar las mismas, principalmente el aplazamiento o no de la fecha de investidura.