El FMI avisa que subir la pensión con el IPC «pone en peligro» el sistema si no se toman otras medidas

Avala la subida del déficit público del Gobierno de Sánchez pero destaca el debilitamiento de la demanda interna y prevé subida del PIB del 2,7%

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El ciclo económico positivo está «llegando a su madurez» y varios riesgos a la baja «ensombrecen el panorama a medio plazo». El FMI confirma que la economía española mantiene un «tono fuerte», pero ha superado ya su pico cíclico. Así, en su informe presentado este miércoles asegura que el crecimiento del PIB real se moderará hasta situarse en torno al 2,7% este año y el 2,2% en 2019, todavía por encima de la media de la eurozona. Esta cifra refleja «tanto un entorno externo menos propicio como un debilitamiento de la demanda interna».

También el sistema de pensiones fue objeto de análisis. La jefa de la misión del FMI en España, la alemana Andrea Schaechter, explicó que la propuesta de revalorizar las pensiones teniendo en cuenta solo el IPC, «pondrá en peligro la viabilidad financiera del sistema» si no se toman otras medidas como subir las cotizaciones de los autónomos, que ahora cotizan por la base mínima en su mayoría, o destopar las bases máximas de cotización.

En su opinión, hay que tener en cuenta la recaudación y el gasto y «medidas estructurales a largo plazo». Asimismo, explicó que aunque la edad de jubilación ha subido, la esperanza de vida «sigue aumentando», por lo que «quizá haya que vincular ambas cosas, como ocurre en otros sistemas». La responsable del FMI en España aseguró que «si el sistema puede generar más cotizantes por una mayor participación en el mercado laboral, habrá más recursos en el sistema público de pensiones».

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, reafirmaba unas horas antes en el Senado el compromiso del Gobierno de subir las pensiones conforme al IPC real, y dijo que es «inquebrantable». La ministra respaldó el acuerdo del Pacto de Toledo y lo tildó de «satisfactorio».

El déficit revisado

Por el lado del déficit, la portavoz del FMI apoyó el objetivo revisado al 1,8% del Gobierno de Pedro Sánchez ya que éste «sí se ceñiría» al plan de consolidar el sistema fiscalmente. Recordó que teniendo en cuenta los niveles «tan elevados» de deuda pública -98% del PIB-, es «fundamental» llevar a cabo cambios fiscales de calado.

En cuanto a la previsión de crecimiento del PIB, el organismo mejora así una décima la previsión de crecimiento establecida por el Banco de España (2,6%) para este año y mantiene la de 2019 en el 2,2%.

Según el FMI, el crecimiento potencial del PIB se ve lastrado por importantes retos estructurales que definen la economía española: una deuda pública «notablemente elevada», un alto desempleo estructural y un lento aumento de la productividad.

Respecto al mercado de trabajo, el organismo demanda que se mantenga la «flexibilidad salarial» que ha permitido la reducción de la tasa de paro al 15%. Remarca que esto fue «especialmente favorable para los desempleados de larga duración -más de la mitad del total de parados que encontraron trabajo en los últimos 18 meses-, pero muchos siguen excluidos del mercado». Además, hace hincapié en que el paro juvenil se mantiene entre los más elevados de la UE.

La confianza del consumidor

La confianza del consumidor bajó 11,9 puntos en septiembre respecto al mes anterior, hasta los 90,6 puntos, su peor dato en dos años, según los datos publicados este miércoles por el CIS. Este fuerte retroceso se debe, sobre todo, a la peor valoración de la situación actual que hacen los ciudadanos y, en menor medida, a la caída de sus expectativas.

La valoración sobre la evolución de la economía se hundió 22 puntos y la del mercado de trabajo, 20,1 puntos.

Contenido Patrocinado

Fotos