Marc Márquez vence en una carrera repleta de incidentes

Márquez pilota en Austin. /
Márquez pilota en Austin.

El piloto español gana por delante de su compatriota Jorge Lorenzo y del italiano Andrea Iannone

LUIS F. GAGO

El piloto español Marc Márquez (del Repsol Honda Team) logró ampliar su ventaja en la cuenta del mundial tras ganar el Gran Premio de Las Américas. En una carrera repleta de incidentes, su compatriota Jorge Lorenzo (del Movistar Yamaha) y el italiano Andrea Iannone (del Ducati Team) completaron el podio con el segundo y tercer puesto respectivamente; mientras, el también español Maverick Viñales alcanzó su mejor puesto con un meritorio cuarto lugar en un final espectacular del joven piloto.

más información

Era uno de los circuitos favoritos de Marc Márquez y el catalán no defraudó a los aficionados que acudieron a ver el Gran Premios de Las Américas. Volvió a ganar y lo hizo a lo grande, sin contratiempos con su moto. Sacó puntos a todos sus inmediatos seguidores y a los favoritos para lanzarse con el cetro mundial a final de la temporada de motociclismo. Pero no solo tuvo el español la magia de su técnica sobre la máquina Repsol. También tuvo la suerte en su bando, toda vez que pudo disfrutar de la victoria mientras que Rossi y Pedrosa le veían ganar desde el 'box'. Sus competidores más feroces en este Mundial ya están por detrás, un poco más lejos, y dejándose unos puntos valiosos por el camino que bien pueden ser fundamentales en la parte final del campeonato.

Marc fue el mejor de principio a fin. Desde primera hora, tras hacerse con la 'pole' por la mañana, no soltó esa primera línea en ningún momento. El mejor en todos los aspectos por su paso por América del Norte. Mientras el corredor de Cervera corría en pos de la victoria y marcaba todos los registros de manera notable desde su equipo técnico le iban avisando de qué sucedía a su espalda. Primera Rossi, que cometió un error propio de novato y abandonó nada más comenzar. Fue la primera sorpresa de la carrera. El italiano, todavía en boca de todos por razones extradeportivas más que por su logros sobre el asfalto, no fue capaz de sumar ningún punto en uno de los circuitos que más le gustan y donde su moto es competitiva a la par de la de Márquez. Quizá, esa palabra que le gusta decir al transalpino: karma; le pasó factura en el abandono tras haber firmado a última hora un póster con una nota ofensiva hacia el campeón español y su archienemigo.

La segunda sorpresa fue la caída de Dani Pedrosa. Mientras iba consiguiendo buenos tiempos, Pedrosa vio su moto bloqueada y sin posibilidad de frenar en la primera curva a doce vueltas del final. La mala suerte hizo que el español se llevara por delante a Dovizioso, uno de los rivales que mejor estaba compitiendo en Austin durante todo el fin de semana. Tal fue la envergadura de la caída, que el italiano de Ducati quedó muy dolorido de las piernas, con susto incluido para toda la organización que hizo pensar en la cancelación de la carrera. Al final, todo quedó en un susto, aunque el gesto deportivo de Dani, yéndose hacia Dovizioso para disculparse antes que pensar en nada más, es una de las imágenes emotivas de la jornada, sobre todo por contraponerse al mal sabor de boca antideportiva que dejó el acto antes mencionado de Rossi.

En el final de carrera, tras tantos incidentes solo había espacio para dos hombres y dos máquinas. Las del propio Márquez y la de Jorge Lorenzo, que se convirtió en una mera comparsa en el tramo final porque en ningún momento pudo poner en auténtico aprieto la eficacia con la que manejó la situación su rival de escudería, aunque amigo cuando hace falto serlo. Mención especial merece Viñales, que con toda seguridad será el compañero en Yamaha el año que viene de Rossi cuando Lorenzo se marche a Ducati, que completó el buen día español ocupando la cuarto posición. Su mejor registro en esta categoría, apuntando a grandes cosas a medio plazo.

Con la victoria final, Marc se coloca a 23 puntos del balear y Rossi se queda con los 33 que tenía antes de empezar de las dos primeras carreras anteriores. Todavía el Mundial no ha hecho más que empezar, empero todo apunta a que Márquez es el claro favorito, esta vez, para lograr la que sería su tercera corona en la máxima categoría. América volvió a darle suerte al catalán.