Serbia vuelve a quitarle el oro a España en la tanda de penaltis

Los jugadores de la selección nacional de Serbia celebran la victoria ante España. /Alejandra García (Efe)
Los jugadores de la selección nacional de Serbia celebran la victoria ante España. / Alejandra García (Efe)

Fran Fernández estrelló su lanzamiento en el poste

GINÉS MUÑOZ (EFE)Barcelona

La selección de Serbia revalidó este sábado, en Barcelona, el título de campeón de Europa al derrotar a España en la tanda de penaltis, después de que el partido acabara en en tablas (7-7) al final del tiempo reglamentario. De nuevo, el combinado balcánico le arrebató el oro a la selección española en la serie de penas máximas. Sucedió en el Mundial de Roma 2009, la última gran final a la que había asomado el combinado español hasta hoy. Y volvió a pasar esta noche en las Piscinas Picornell de la capital catalana.

España acarició su primer campeonato de Europa -el único oro que le falta en una gran competición- pero en los lanzamientos de penalti los serbios no fallaron ninguno y Fran Fernández estrelló el suyo en el palo izquierdo de la meta defendida por Branislav Mitrovic.

7 Serbia

Branislav Mitrovic; Cuk (1), Pijetlovic (-), Mandic (1), Randjelovic (-), Filipovic (-), Prlainovic (2), Aleksic (1), Jaksic (1), Vico (-), Rasovic (-) y Stefan Mitrovic (1).

7 España

López Pinedo; Munárriz (1), Fernández (-), Perrone (2), Minguell (-), Larumbe (-), Del Toro (1), Bustos (-), Mallarach (2), Cabanas (-), Granados (1) y Tahull (-).

Parciales
0-1, 3-3, 3-2 y 1-1.
Tanda de penaltis
1-0: Filipovic. 1-1: Perrone. 2-1: Prlainovic. 2-2: Munárriz. 3-2: Aleksic. 3-2: Fernández, falla. 4-2: Mandic. 4-3: Larumbe. 5-3: Cuk.
Árbitro
Boris Margeta (Eslovenia) y Adrian Alexandrescu (Rumanía). Eliminaron por tres exclusiones a Randjelovic y Jaksic, por Serbia, y a Granados, Del Toro y Bustos, por España.
Incidencias
Final del Europeo de waterpolo disputado en las Piscinas Bernat Picornell de Barcelona ante 4.100 espectadores (lleno).

Como hiciera en la semifinal ante Italia, el combinado español salió desde el pitido inicial a ahogar la ofensiva rival con su terrible defensa. Un gol de Mallarch le servía además, para acabar por delante el primero cuarto (0-1).

Prlainovic empataba al inicio del segundo período, pero Granados y Perrone, que culminaba de forma magistral un contragolpe conducido por Fran Fernández, daban por primera vez una ventaja de dos goles a los anfitriones (1-3).

Pero el campeón olímpico nunca se le puede subestimar y Aleksic y Stefan Mitrovic empataba el encuentro en la penúltima jugada antes de llegar al descanso.

Parecía que el partido llegaría empatado a la segunda parte, pero de nuevo Perrone recogía un rechace del meta Branislav Mitrovic para rematar a gol sobre la bocina y poner el 3-4.

Del Toro, al inicio del tercer parcial, recobraba los dos de ventaja para España. López Pinedo se iba haciendo grande en la portería local mientras unas Picornell a reventar coreaban su nombre, pero España se atascaba en ataque y no aprovechaba las jugadas en superioridad.

Demasiadas concesiones para una superpotencia como Serbia, que le daba la vuelta al partido y se colocaba por primera vez por delante (6-5), con los goles de Cuk, Mandic y Prlainovic a 19 segundos para el final del tercer período.

Pese a todo, España se mantuvo firme en el partido y, en la última posesión del cuarto, una genial vaselina de Munárriz dejaba el choque de nuevo igualado (6-6) para que todo se decidiera en el último cuarto.

Jaksic volvía a adelantar a Serbia y Mallarch firmaba la igualada (7-7) a 4:30 para el final. España tenía muchos problemas para conectar con Tahull en la posición de boya, pero López Pinedo seguía manteniendo a raya a los serbios al otro lado de la piscina. Y la Picornell empezó a gritar «¡Sí se puede, sí se puede!».

Pero España no pudo. Incapaz de batir a Mitrovic en varias posesiones al final del choque, la final se decidió en la fatídica tanda de penaltis.

La vigente campeona olímpica ya ha ganado cinco Europeos desde que se proclamó como Estado independiente. En Barcelona, el cuarto de forma consecutiva.

Contenido Patrocinado

Fotos