Convenio colectivo

AFE no acude a negociar el convenio colectivo con LaLiga y la FEF duda si renovarlo

AFE no acude a negociar el convenio colectivo con LaLiga y la FEF duda si renovarlo

El sindicato de futbolistas no se reúne con la patronal mientras que la Federación quiere un nuevo de modelo explotación de derechos a partir del próximo año

COLPISA/AFPMadrid

Sigue la inestabilidad en el fútbol español. Este lunes se produjo una reunión en la sede de LaLiga de la comisión negociadora del convenio colectivo para la actividad del fútbol profesional, pero no acudieron representantes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Este último organismo anunció, tras «conocer el interés de LaLiga para iniciar conversaciones para la negociación de determinados puntos que podrían implicar la modificación del Convenio Colectivo», que «no procede en estos momentos al tener vigencia el Convenio Colectivo AFE/LaLiga hasta el 30 de junio de 2020. AFE recuerda que para iniciar dichas negociaciones, ha de existir acuerdo por todas las partes legitimadas para ello», puntualiza.

LaLiga informó de que convocó tanto a AFE como al sindicato Futbolistas ON (minoritario y de reciente creación), «pero el primero declinó expresamente la convocatoria». En el encuentro, según LaLiga, se abordaron cuestiones como su propuesta de «incluir en el Convenio Colectivo para la actividad del fútbol profesional una nueva regulación que evite situaciones de desprotección de los futbolistas frente al posible incumplimiento de los clubes de las normas derivadas del control económico de LaLiga». En la reunión se planteó «la creación de una mesa transversal entre todos los actores del fútbol para dar la más amplia cobertura al futbolista, y concretamente, en temas de preparación intelectual, moral y profesional y de recolocación laboral del futbolista».

Futbolistas ON, representado en el encuentro por su presidente, Juanjo Martínez, su gerente, Tamara Ramos, y el abogado Enrique Lorenzo, ha preguntado por la posibilidad de que la Copa del Rey se dispute la próxima temporada a partido único. LaLiga, que ha respondido que es competencia de Real Federación Española de Fútbol (RFEF), «ha alentado al sindicato a tratar este tema de manera conjunta con los otros organismos implicados».

En cuanto a la posible disputa del partido Girona-Barcelona en Miami en enero, LaLiga se ha comprometido a trasladar a este sindicato la información disponible, «que será la misma que se ha facilitado a AFE», que antes había confirmado su rechazo a la disputa de ese encuentro tras estudiar la información aportada por LaLiga. Ello sucede tres días después de un rechazo similar por parte de la Federación Española de Fútbol (FEF). La AFE constató además que por el momento LaLiga no dispone de «las autorizaciones preceptivas que posibiliten la disputa de dicho encuentro en Estados Unidos», proyecto que tampoco ve con buenos ojos el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, tal y como aseguró a sus socios compromisarios el domingo.

El secretario general de la Federación Española de Fútbol. Andreu Camps firmaba la carta del viernes con el 'no' a Miami y, en EFE, se refirió al tema recordando que es necesario «trabajar con rigor en todos los proyectos que se desarrollen» en el fútbol español. «LaLiga solicita que la Federación dé una respuesta fundamentada en derecho, para ello es imprescindible que LaLiga presente una solicitud fundamentada en derecho. En cualquier ámbito, cuando alguien solicita algo debe acreditar que tiene derecho a solicitarlo y aportar la documentación suficiente y la justificación suficiente para dar sentido a su petición», explica Andreu Camps. «No tiene sentido que se le exija a la Federación justificar su posición cuando LaLiga no ha justificado su petición o solicitud. Cualquiera que ha formulado una petición ante un tercero sabe que lo primero que tiene que hacer es justificar por qué cree tiene derecho a solicitarlo y fundamentar de manera sólida eso que dice que es un derecho. Y es la otra parte la que en atención a la justificación da una respuesta motivada en derecho», argumenta.

Cesión de los derechos de explotación

Se esperan más episodios de tensión entre ambas instituciones ya que la FEF expondrá en la negociación del próximo convenio con LaLiga, que vence en 2019, un nuevo escenario que incluiría un nuevo pacto en la cesión de derechos de explotación, entre ellos el nombre de la competición y del balón, o la aplicación de los horarios del torneo liguero. Andreu Camps, secretario general de la Federación, confirmó a EFE que «la Federación, por ley, es el titular de las competiciones y así debe seguir siendo. Los clubes son los titulares de los derechos de televisión de los encuentros y los cede por ley a la Liga para que los explote. La Federación es la titular de los derechos propios de la competición como el nombre, el balón, los horarios... y los cederá a la Liga mediante convenio si la Liga se ajusta a las necesidades de los aficionados, a los intereses de los futbolistas y del fútbol aficionado y territorial», subraya el secretario general de la institución.

En este contexto, la FEF ha abierto en España, Estados Unidos y Asia, diversas negociaciones que avanzan, según la Federación, de «manera adecuada», para buscar nombres de las competiciones oficiales en España. La Federación entiende que existe «pasividad» en LaLiga para iniciar una nueva etapa y comenzar una negociación conjunta por la explotación de estos derechos, que reiteran sus portavoces «son de la FEF» antes de apuntar que ahora mismo existe un «modelo actual de desequilibrio injustificado y sin base jurídica a favor de LaLiga como fruto de una poco comprensible negociación en los convenios de coordinación». Así, tras analizar con rigor el convenio actual, sus ingresos, gastos derechos y deberes de cada parte, la Federación entiende que «la prioridad del nuevo convenio debe garantizar los mismos ingresos, como mínimo, a los clubes y sociedades del deporte profesional e incrementando de manera notable el dinero destinado al fútbol federado no profesional, federaciones territoriales, fútbol base, fútbol femenino, fútbol sala, fútbol playa, selecciones inferiores, fútbol de inclusión y clubes no profesionales».

Según Camps, uno de los primeros asuntos que pondrá la FEF encima de la mesa en la negociación del nuevo convenio será abrir un proceso para firmar el nombre comercial de las divisiones masculinas, así como llegar a un acuerdo alrededor del futuro del balón oficial además de los famosos horarios, motivo de conflicto en redes sociales este fin de semana entre Tebas y Rubiales. La FEF desea un nuevo entendimiento para que se pueda debatir la conveniencia de albergar partidos en días de la semana que no sean sábado y domingo. La RFEF quiere plantear también dejar una franja horaria sin emisión de televisión para proteger y ayudar al fútbol modesto, algo que sucede en la Premier League, por ejemplo.

 

Fotos