https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png

Una inocente Cultural sale goleada del Molinón

Imagen del partido en el Molinón./
Imagen del partido en el Molinón.

El equipo de Rubén de la Barrera suma la derrota más abultada de la temporada, tras desplomarse en los últimos minutos, en un choque donde nunca tuvo opciones reales ante el Real Sporting de Gijón

RUBÉN FARIÑAS

La Cultural y Deportiva Leonesa y los 2.000 aficionados desplazados al Molinón se han dado de bruces con la realidad. El conjunto blanco ha evidenciado por enésima vez la mayoría de sus errores y cae con contundencia en el campo asturiano.

Falta de pegada, inocencia en la última zona del terreno de juego, sin fuerza en los minutos finales y con los errores en la circulación que acaban condenando a cualquier equipo.

Los hombres de Rubén de la Barrera han caído por 4-0 ante el Sporting de Gijón, encajando dos de los tantos en los instantes finales de partido.

Una gran pancarta presidía la salida de los equipos al terreno de juego de El Molinón. En ella, se podía leer ‘Siempre Quini’. Así comenzaba un sentido homenaje en el que la familia de Enrique Castro realizó el saque de honor.

4 Sporting de Gijón

Mariño; Calavera, Juan Rodríguez, Barba, Canella; Hernán (Pablo Pérez, min.82), Sergio Álvarez; Carmona, Rubén García, Jony; Santos (Nano, min.69)

0 Cultural

Palatsí; Bastos (Iza, min.72), Albizua (Martínez, min.79), David García, Víctor Díaz; Guarrotxena (Yeray, min.62), Sergio Marcos, Señé, Buendía; Ibán Salvador, Rodri

goles
1-0, Jony, min.38; 2-0, Carmona, min.58; 3-0, Pablo Pérez, min.83; 4-0, Nano Mesa, min.87
ÁRBITRO
Sagüés Oscoz (Colegio Vasco) Amonestó con tarjeta amarilla a Sergio Álvarez, Carmona y Hernán, por el Sporting; y a Señé, por la Cultural
incidencias
Partido correspondiente a la trigésima jornada de LaLiga 1|2|3 disputado en el Estadio de El Molinón – Enrique Castro ‘Quini’, ante 31.000 espectadores, 2.000 de ellos culturalistas

Las lágrimas de muchos aficionados brotaban de sus ojos durante un emotivo minuto de silencio donde nada se oía en las repletas gradas del recinto rojiblanco.

Tras un profundo aplauso, el colegiado vasco daba inicio al choque entre Sporting y Cultural. No tardó el cuadro visitante en poder apagar la magia especial que se respiraba en el estadio. Rodri recibía un balón en profundidad, se plantaba ante Mariño pero se mostraba muy lento y perdía su ventaja a favor de la recuperación de Barba.

Esta situación de peligro fue una de las pocas que se pudieron vivir durante todo el primer periodo. Muchas imprecisiones en el medio del campo, reiteradas faltas en la zona central y poca continuidad fueron las claves que marcaron el inicio del choque.

El análisis

El asistente levantó la bandera para señalar fuera de juego de Carmona, y posteriormente de Michael Santos, en una jugada donde el segundo acababa batiendo a Palatsí cuando ya no valía.

En el minuto 9, la emoción volvía a la grada. Ambas aficiones se unieron al grito de ‘Ahora, Quini, ahora’. Para la posteridad quedará este minuto como homenaje al ‘Brujo’ en los partidos que se disputen en el estadio que ya lleva su nombre.

El resumen del partido (Carlos García, Cope)

Se alternan las ocasiones

El Sporting lo intentaba por bandas. Jordi Calavera puso un centro peligroso, que Palatsí no atinó a blocar, pero sí conseguía despejarlo Unai Albizua. Poco a poco quería ganar metros el equipo de Rubén Baraja.

Sufrían los laterales de la Cultural y los hombres de Rubén de la Barrera tenían clara la tarea encomendada por su entrenador: las transiciones rápidas. En el minuto 18, una buena combinación al contragolpe dejó en situación franca a Íker Guarrotxena, que disparó flojo y centrado sobre Diego Mariño.

Estadísticas y clasificación

También gozó de una ocasión peligrosa Emi Buendía, que dispuso de una falta en la frontal. Aunque el lanzamiento del argentino se marchó ligeramente por encima del larguero.

Estaba bien colocado el cuadro culturalista. La apuesta leonesa parecía haber salido y la grada del Molinón comenzaba a ver complicaciones para llevarse los tres puntos.

Cambia el panorama

Pudo cambiar la película a la media hora. Un saque de esquina, la condena de la Cultural en tantos partidos, dejó un balón muerto en el área, el cual empaló con un fuerte zurdazo Carmona y obligó a Palatsí a realizar una magistral parada y evitar el 1-0.

Y fue otro ‘pecado’ de los blancos el que acabó por inclinar la balanza del marcador. En el minuto 38, Carmona robó un balón en el medio campo a Josep Señé, sirvió un balón en profundidad a la banda izquierda, Jony le ganaba la carrera a Ángel Bastos y en el mano a mano no perdonaba para dedicar su tanto a Quini y hacer el 1-0.

Con este resultado se fueron ambos equipos al vestuario. La sensación había sido que la Cultural se iba con un inmerecido castigo tras haber plantado cara al Sporting en un Molinón a reventar.

La salida en la segunda parte no cambió en exceso el decorado del choque. Los locales buscaban la sentencia y trataban de empujar hacia su propio área a los visitantes, mientras que éstos querían cazar un contragolpe y poner las tablas por velocidad.

En el minuto 58, una falta a favor de la Cultural terminaría convirtiéndose en su propia sentencia. El centro al área fue despejado por la defensa, Michael Santos se llevó el rechace entre dos jugadores leoneses y cedió en profundidad para Jony. El extremo asturiano encontró la oposición de Sergio Marcos en el interior del área y sirvió un centro raso que ningún defensa atisbó a despejar y Carmona aprovecharía para colocar el 2-0.

Los cambios no dan con la tecla

El tanto obligaba a Rubén de la Barrera a arriesgar. Modificaba su esquema el técnico gallego y dejaba una defensa de tres e incorporaba a Yeray González. Ganaba así presencia el conjunto leonés, pero apenas inquietaba la sólida defensa de los hombres de Rubén Baraja.

Lo intentó primero Buendía, con un disparo que atajó Mariño. Y, poco después, en el minuto 67, hizo lo propio Rodri, asistido por Víctor Díaz, y que obtuvo el mismo resultado: el rechace del portero rojiblanco.

La posesión era completamente blanca, aunque sin ningún tipo de mordiente. Una buena combinación en la frontal acababa con un inocente disparo de Sergio Marcos.

A la contra, el Sporting de Gijón pudo hacer el tercero. Jordi Calavera volvía a ganar su banda derecha y ponía un servicio a Carmona para que el canterano mandara el balón cerca del palo de la portería de Palatsí.

Duro castigo

Pero los asturianos perdonan una vez, no dos. En el minuto 83, Carmona era el que asistía para que Pablo Pérez, que acababa de entrar al terreno de juego, cabeceara ante la salida del portero de la Cultural e hiciera el tercero de la tarde.

El chaparrón cayó por completo sobre los jugadores de Rubén de la Barrera. Señé volvía a regalar un balón en el centro del campo. Nano Mesa recibía el balón, ganaba por fuerza a David García, y en el mano a mano completaba la goleada con el 4-0.

La dura derrota ya era un hecho. La goleada era un excesivo castigo para un equipo culturalista que mostró sus carencias ofensivas y defensivas. Quiso levantar los ánimos al culturalismo la afición del Sporting. Los gritos de 'Cultural, Cultural' resonaron en el Molinón para poner punto y final al choque.

El resultado deja tocada la moral de los leoneses que tendrán que hacer borrón y cuenta nueva y pensar única y exclusivamente en el Cádiz y en sumar los tres puntos en el Reino de León.

La calculadora de la Cultural

Contenido Patrocinado

Fotos